Grave atentado en Israel con 9 muertos y 60 heridos

Mundo

Todo lleva a Israel a acelerar la fijación de sus fronteras, lo que, presumiblemente, equivaldrá a una separación tajante de la Autoridad Palestina. Además, la certeza de que ya no hay nadie con una voluntad real de negociar en el lado palestino hará que ese proceso resulte unilateral, alejado de cualquier intento de concertación. El atentado de ayer, el peor en dos años, puso de manifiesto la opción por la violencia de Hamas, que encabeza el nuevo gobierno palestino: si bien no fueron sus militantes los que lo perpetraron, sino un suicida de Yihad, fue notorio su interés en justificarlo. La posibilidad de una nueva escalada de acciones y represalias está abierta. Medio Oriente se incorpora así a un tablero regional explosivo, que suma al ya crónico problema de violenciae inestabilidad en Irak y a la crisis nuclear con Irán. De hecho, la República Islámica no sería ajena a ninguno de los otros dos escenarios, necesitada como está de que Occidente piense que una resolución militar de ese conflicto sólo sería echar nafta al fuego.

Jerusalén (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - Al menos 9 personas murieron y más de 60 resultaron heridas ayer a causa de una explosión perpetrada por un adolescente palestino que se inmoló en un local de comidas rápidas de Tel Aviv. El atentado terrorista fue el más grave en dos años y fue condenado por la comunidad internacional.

Horas después del ataque, Yihad Islámica difundió una grabación por el canal árabe «Al-Arabiya», en la que Sami Salim Mohamed, un adolescente palestino de 16 o 21 años, según diferentes fuentes, anunciaba su intención de llevar a cabo un atentado suicida en Israel.

«Nosotros decimos al enemigo criminal que hay otros que anhelan el martirio, si Dios quiere», declaró el joven, «hijo de las Brigadas de Al-Quds», brazo militar de Yihad. «Nosotros damos este martirio y esta victoria a los valientes prisioneros de las Brigadas de Al-Quds.» «Yo me doy a mí mismo, por la gloria de Dios», concluyó.

  • Ataque anterior

    El suceso tuvo lugar en el puesto de comida RoshHair, el mismo donde en enero pasado se registró otro ataque suicida, aunque sin víctimas inocentes. La policía, que acordonó toda la zona, informó que los explosivos eran de gran potencia e incluían clavos y tornillos.

    Se trató del primer atentado terrorista palestino de magnitud desde que el gobierno islamista de Hamas entró en funciones en la Autoridad Palestina (AP) y el más cruento en los dos últimos años.

    En la Franja de Gaza, el dirigente de la organización terrorista, Jalid al-Batsh, alabó el atentado al afirmar que «felicitamos a nuestro pueblo por esta valiente operación». Según Al-Batsh, la explosión «fue una respuesta al asesinato» de dos dirigentes del movimiento radical palestino por parte de fuerzas israelíes.

    Luego, su portavoz, Abu Ahmed, indicó que el ataque es el primero de una «unidad de mártires» conformada por 70 personas. Dicha agrupación fue entrenada para atacar en distintas áreas dentro de Israel «en respuesta a la campaña de agresión israelí contra el pueblo palestino».

    Por su parte, Sami Abu Zuhri, portavoz de Hamas, que dirige el gobierno de AP, justificó el atentado al calificarlo de «parte del derecho legítimo de los palestinos a defenderse».

    En línea contraria, fuentes de la oficina del presidente de la AP, Mahmud Abbas (Abu Mazen), manifestaron en nombre del mandatario su oposición al ataque. «El presidente Abbas expresó su condena más enérgica», aseguró Ualid Auad, portavoz del gobierno. La reacción de Israel fue inmediata. El designado primer ministro, Ehud Olmert, aseguró que su país «sabrá cómo y cuándo responder». «No hay modo de impedir en forma absoluta hechos de este tipo», agregó en el Knesset (Parlamento).

    El ministro de Defensa, Shaul Mofaz, convocó, en tanto, a una reunión especial para analizar con altos mandos del ejército y otros cuerpos de seguridad la respuesta al atentado en la que se decidió que las fuerzas armadas hebreas llevarán a cabo operaciones contra la Yihad en las ciudades cisjordanas de Jenin y Naplusa. Olmert será informado hoy sobre las recomendaciones adoptadas por los organismos de Defensa y deberá estudiarlas para darles el visto bueno.

  • Repercusiones

    Las primeras repercusiones mundiales llegaron de la mano de Estados Unidos. El portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Sean McCormack, expresó la condena de la Casa Blanca al «atroz atentado terrorista», y advirtió a Hamas al considerar que es «responsabilidad» de la AP prevenir estas acciones.

    «Hemos visto las reacciones de grupos terroristas palestinos, incluso Hamas, que defienden y aplauden estas acciones de barbarie, así como hemos notado la rápida denuncia del presidente», dijo el portavoz.

    El alto representante para Política Exterior y Seguridad de la Unión Europea, Javier Solana, rechazó el atentado y envió condolencias a los familiares de las víctimas, al pueblo y al gobierno. «Apelo a todas las partes para prevenir cualquier nueva caída en una espiral insensata de violencia», dijo.

    En tanto, un adolescente palestino murió ayer y otros dos sufrieron heridas de gravedad en el norte de Gaza, a causa de un proyectil disparado por un tanque israelí. Fuentes sanitarias palestinas informaron que el misil cayó en una vivienda de la localidad de Bet Lahia, donde se hallaban los tres menores.
  • Dejá tu comentario