Colombia: el nuevo ministro de Hacienda promete al mercado "no hacer locuras"

Mundo

José Antonio Ocampo, designado por Gustavo Petro, anticipó las primeras medidas que tomará: aumento del gasto para inversión social, postergación de la reducción del déficit fiscal y reforma tributaria.

Colombia se prepara para una revisión de sus metas económica con la asunción, el domingo, del gobierno del electo presidente izquierdista Gustavo Petro, confirmó el designado ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, quien mencionó como primeras medidas el envío de la reforma tributaria al Congreso y la modificación del presupuesto de gastos para financiar políticas sociales.

Ocampo anticipó a la agencia Reuters que el gobierno aumentará el gasto público, postergará un año alcanzar la meta de reducción del déficit fiscal -impuesta por el actual ejecutivo de derecha-, no recurrirá a financiamiento externo ni emitirá nuevos bonos, como principales cambio en la dirección de la cuarta economía de América Latina.

Ante estos cambios, el reconocido economista de 69 años con un doctorado en la Universidad de Yale envió un mensaje de confianza a los mercados que mantienen reservas en torno a las propuestas de Gustavo Petro, quien se convertirá en el primer presidente izquierdista en la historia de Colombia.

"Que confíen. No voy a hacer locuras ni voy a dejar hacer locuras", subrayó Ocampo.

Aumento del gasto público

El flamante ministro de Hacienda planea aumentar el monto del presupuesto de gastos de 2023, que presentó la semana pasada el actual gobierno de Iván Duque por 391,4 billones de pesos (91.016 millones de dólares) para la aprobación del Congreso, con el propósito de elevar los programas de inversión social.

"Hay que aumentarlo porque el elemento flexible del presupuesto, que es lo que llaman la inversión, tuvo una reducción muy grande. Entonces nosotros con ese presupuesto de inversión no podemos incorporar todos los programas nuevos del gobierno", afirmó.

La meta del déficit fiscal, postergada

El actual marco fiscal de mediano plazo de Colombia establece una meta de déficit fiscal de un 5,6% del Producto Bruto Interno (PBI) para este año y de un 3,6% del PBI para el 2023.

"Si necesitamos un año más es todo lo que yo creo que necesitaríamos, dependiendo de la magnitud de los recursos que logremos obtener en la reforma tributaria", dijo Ocampo.

"No los niveles actuales, con tendencia a la reducción, pero acercándonos con un año más, una cosa un poco más gradual para poder responder a las demandas sociales básicamente", explicó en su departamento en el norte de Bogotá.

Prioridad: la reforma tributaria

El ministro Ocampo advirtió que "es imposible" realizar el plan de gobierno del presidente entrante Gustavo Petro sin tramitar la reforma tributaria que espera presentar al Congreso el lunes próximo y que, en una fase inicial, buscaría alrededor de 25 billones de pesos (5.813 millones de dólares).

"Vamos a irnos por una cifra incluso de pronto, más bien yo diría en torno a 25 billones (de pesos) de entrada y un aumento gradual. Es que gran parte del aumento gradual es por la lucha contra la evasión, que es enorme en Colombia", precisó Ocampo.

En tanto, el designado ministro dijo que el país no contempla ir en el corto plazo al mercado internacional de capitales debido a los altos costos de financiamiento por el incremento de las tasas de interés a nivel global.

Sin emisión de bonos en el corto plazo

"La emisión de bonos, esa en el corto plazo no es muy viable y de hecho en todo el mundo en desarrollo hay una salida de capitales por el lado del mercado de bonos, entonces por ahí no hay unas posibilidades importantes y además el costo de ese financiamiento es muy costoso", aseguró el ministro de Haciendo de Gustavo Petro.

"Por ahora no, pero allá volveremos porque esa ha sido una fuente muy importante para Colombia. (Volver al mercado internacional) depende de circunstancias internacionales que yo desafortunadamente no controlo", afirmó Ocampo.

El ministro designado consideró adecuado mantener una proporción de financiamiento en un 70% con el mercado local a través de títulos TES, pero el 30% restante a nivel externo vía endeudamiento con la banca multilateral.

Dejá tu comentario