Mundo

Quién es "Phineas Fisher", el hacker que atacó y filtró datos del Banco de las Islas Caimán

Tras el golpe, publicó un escrito en español en el que dice: "Hackeé un banco. Lo hice para dar una inyección de liquidez, pero esta vez desde abajo y a la gente simple y humilde que resiste y se rebela contra las injusticias en todo el mundo".

En el hackeo al banco Cayman National Bank de la Isla de Man se robaron dinero, documentos y correos electrónicos confidenciales de miles de clientes y rápidamente surgió el nombre de “Phineas Fisher” como líder de la operación.

"Phineas Fisher" se hizo públicamente conocido luego de un ataque a Gamma Group, la compañía que desarrolló un software denominado "FinFisher" y que habría sido usado por distintos gobiernos para recolectar datos de la sociedad civil y periodistas.

Según el sitio especializado Unicorn Riot, el mes de noviembre fue escogido como la fecha del ataque como una especie de homenaje a Tupac Katari, figura indígena de la historia de Bolivia que lideró un asedio de La Paz y fue ejecutado por fuerzas coloniales españolas el 15 de noviembre de 1781.

El banco nacional de las Islas Caimán es un conocido paraíso fiscal que opera numerosas sucursales en las propias Islas Caimán, en Dubai y en la Isla de Man, un pequeño dominio británico ubicado entre Inglaterra e Irlanda del Norte.

Se especializa en servicios financieros offshore que permiten a los clientes depositar e invertir grandes sumas de dinero manteniendo el anonimato mientras se evita la responsabilidad fiscal.

Las cuentas identificadas por el sitio especializado Unicorn Riot son de clientes de Isla de Man, Chipre, Reino Unido, Islas Caimán, Islas Vírgenes Británicas, Seychelles, Estados Unidos, Belice e Irlanda, entre otras naciones.

El hacker también obtuvo la lista de 22 "personas políticamente expuestas" presentes en las bases de datos del banco. Los documentos también incluyen información financiera detallada sobre más de 3.800 compañías, fideicomisos y cuentas individuales administradas por Cayman National para clientes de todo el mundo, incluidos los saldos de cuentas.

Tras el golpe, "Phineas Fisher” publicó un escrito en español en el que dice: “Hackeé un banco. Lo hice para dar una inyección de liquidez, pero esta vez desde abajo y a la gente simple y humilde que resiste y se rebela contra las injusticias en todo el mundo. En otras palabras: robé un banco y regalé el dinero”.

"No hice nada complicado. Solamente vi la injusticia en este mundo, sentí amor por todos los seres, y expresé ese amor de la mejor forma que pude, mediante las herramientas que sé usar. No me mueve el odio a los bancos, ni a los ricos, sino un amor por la vida, y el deseo de un mundo donde cada quien pueda realizar su potencial y vivir una vida plena. Quisiera explicar un poco cómo veo el mundo, para que puedan hacerse una idea de cómo es que llegué a sentirme y actuar así”, concluyó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario