Hamas rechazó pedido de Abbas para dialogar con Israel

Mundo

Gaza y Ramallah (ANSA). - Hamas asumió ayer la presidencia del nuevo Parlamento palestino con un tajante rechazo al pedido del mandatario Mahmoud Abbas de continuar las negociaciones de paz con Israel, que, por su parte, amenazó con sanciones económicas si el movimiento islámico asume el cargo de primer ministro.

Abbas también encargó a Hamas que forme gobierno. El Movimiento de resistencia Islámico (Hamas) anunció que ha propuesto formalmente para el cargo de primer ministro al líder de Hamas en Gaza, Ismail Haniyeh.

Varios funcionarios israelíes amenazaron con sanciones económicas a los palestinos si la presidencia del Parlamento o el cargo de primer ministro queda en manos de Hamas, que es considerada por Israel, Estados Unidos y la Unión Europea como una organización terrorista.

Las potencias occidentales presionaron a Hamas, que mantiene un cese el fuego, para que abandone la violencia y admita públicamente el derecho de Israel a su existencia en Medio Oriente.

En ese contexto, al hablar en la ceremonia en la que quedó constituido el nuevo Parlamento palestino, con mayoría absoluta de Hamas, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) pidió que se mantengan las negociaciones para la paz con Israel.

Tras encargar la formación del gobierno a Hamas, Abbas reclamó el respeto a los acuerdos de Oslo con Israel. "Estamos comprometidos y seguiremos comprometidos con esos acuerdos", afirmó.

También auspició que palestinos e israelíes puedan convivir en dos estados contiguos y en paz, y que lleguen a ello mediante negociaciones que permitan una solución del conflicto "basada en la legitimidad internacional y en la hoja de ruta", el plan de paz internacional para Medio Oriente.

Abbas (Abu Mazen) criticó la amenaza israelí de aplicar sanciones contra el pueblo palestino por la llegada de Hamas al Gobierno.

"La nueva realidad política en Palestina, con la victoria de Hamas, no debe ser usada como pretexto para chantajear a nuestro pueblo, para un castigo a nuestro pueblo", afirmó el presidente.

Israel estudia dejar de entregar a la ANP la recaudación de impuestos aduaneros que pertenecen a los palestinos, detener las obras de infraestructura proyectadas en los territorios e impedir el paso de miembros de Hamas entre Gaza y Cisjordania.

La sesión parlamentaria de ayer se realizó dividida entre Ramallah, donde habló Abbas, y Gaza, ciudades que se conectaron a través del sistema de videoconferencia.

La aspiración de los israelíes a la seguridad, dijo Abbas, sólo podrá ser satisfecha con un acuerdo de paz.

Además, advirtió que la continuación de la ocupación israelí de Cisjordania y la Franja de Gaza, la expansión de sus colonias y la adopción de medidas unilaterales "llevarán sólo al odio, a la desesperación y a la continuidad del conflicto".

De inmediato, Hamas rechazó el pedido de dialogar con Israel a través del portavoz Sami Abu Zuhri, quien dijo que el movimiento "se niega a negociar con el ocupante en las circunstancias actuales, mientras la ocupación y las agresiones continúen".

También ratificó que la resistencia armada es un "derecho natural de los palestinos".

El presidente del nuevo parlamento de la ANP es Aziz Dweik, un dirigente moderado y profesor de geografía en la Universidad de Nablus (Cisjordania) que anunció que Hamas decidió postular a Ismail Haniyeh para el cargo de primer ministro.

Haniyeh -quien estuvo preso en tres ocasiones en su larga lucha en la resistencia palestina, escapó en 2003 de un bombardeo de la Fuerza Aérea israelí y estuvo refugiado en el Líbano- es considerado el dirigente más importante de Hamas en la Franja de Gaza.

El candidato a primer ministro nació en un campo de refugiados y militó en varias organizaciones estudiantiles palestinas, entre ellas la de los Hermanos Musulmanes, de la cual nació Hamas.

Durante sus años de lucha, Haniyeh consiguió el respeto de sus compañeros gracias a su calma, sus posturas pragmáticas y su voluntad de preservar la unidad del pueblo palestino, lo cual le hizo ganar la estima, incluso, de dirigentes de otras fracciones políticas en los territorios.

La postulación de Haniyeh también fue confirmada por el líder de Hamas en Cisjordania, Najef Rajub, quien señaló que tras la constitución del nuevo parlamento "se inicia una nueva era para Palestina".

"Hamas ahora será gobierno y muchas cosas deberán cambiar", dijo Rajub en Ramallah.

A su turno, el viceprimer ministro saliente de la ANP, Nabil Shaath, subrayó que "Hamas ahora deberá aprender de la experiencia de la cohabitación en Francia".

Consideró que el movimiento islámico tendrá que respetar las prerrogativas del presidente Abbas, en particular las vinculadas con las reacciones exteriores y la seguridad.

En declaraciones a ANSA, Shaat evaluó como improbable que Al Fatah -el partido de Abbas derrotado en las elecciones legislativas del 25 de enero- participe de un gobierno bajo la guía de Hamas.

"Hamas deberá aceptar el programa presentado hoy por el presidente", completó.

El movimiento islámico Hamas nació en 1987, en el inicio de la primera Intifada (levantamiento popular palestino) y es la más grande de las organizaciones de militantes palestinos.

Dejá tu comentario