Irak: asesinaron a un periodista del New York Times

Mundo

Bagdad (Télam/SNI). - Un periodista iraquí corresponsal del diario estadounidense The New York Times fue asesinado ayer en Bagdad cuando se dirigía a su trabajo en la zona sur de la capital iraquí, informó el propio periódico.

Jaled W. Hassan, de 23 años -el segundo periodista de The New York Times asesinado en Irak-, fue muerto luego de que llamó a su oficina para avisar que un sorpresivo control policial lo había bloqueado en su camino habitual al trabajo.

Hassan murió baleado en el barrio de Sadiyah, en el sudoeste de Bagdad.

Media hora después de avisar del bloqueo que lo había detenido, llamó telefónicamente a su madre y le dijo: "Me pegaron un tiro", según dijo la vocera del diario, Catherine Mathis.

"Las circunstancias del ataque permanecen sin ser explicadas", agregó Mathis en su comunicado, difundido por la página de Internet del diario.

Hassan, que trabajaba en el diario en Bagdad desde hace cuatro años, "era parte de una gran comunidad de nuevos investigadores, traductores y empleados de apoyo iraquíes, que corren enormes riesgos cada día para ayudar a comprender la lucha y el tormento de su pueblo", dijo el gerente periodístico del diario, Bill Keller.

"Sin ellos, el entendimiento de los estadounidenses de lo que está pasando sobre el terreno en Irak sería mucho, mucho más pobre", agregó Keller en un comunicado.

El primer empleado del Times muerto en Irak, Fakher Haider, de 38 años, fue asesinado a balazos en 2005 en la sureña ciudad de Basora.

El crimen de Hassan llegó un día después de la muerte de dos empleados de la agencia de noticias Reuters, un camarógrafo y un chofer, que perdieron la vida durante enfrentamientos entre fuerzas estadounidenses y milicianos chiitas en el este de Bagdad.

Al menos 110 periodistas y otros 40 trabajadores de prensa murieron en hechos de violencia en Irak desde el inicio de la invasión estadounidense al país, en marzo de 2003, según la organización norteamericana Comité de Protección de Periodistas.

Más del 80 por ciento de estos muertos eran iraquíes.

Dejá tu comentario