Irán permite que vuelvan a vigilar sus plantas nucleares

Mundo

La República Islámica accedió a que la OIEA restablezca las cámaras de vigilancia, luego de la amenaza de EEUU de abandonar el diálogo para relanzar el acuerdo nuclear.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), cuyo jefe el argentino Rafael Grossi se encuentra en Teherán, anunció hoy que alcanzó un acuerdo con Irán sobre la reactivación de las cámaras de vigilancia en instalaciones nucleares, días después de haber denunciado una falta de cooperación por parte de los iraníes.

"Los inspectores del OIEA están autorizados a intervenir para mantener el equipo y reemplazar los discos duros", informó la agencia de la ONU en un comunicado.

La OIEA todavía no tendrá acceso a los datos de las cámaras, pero en febrero Irán se comprometió a proporcionárselo más tarde, si las negociaciones para salvar el acuerdo de 2015 tienen éxito.

Grossi, diplomático argentino que preside el OIEA, llegó el sábado a la capital iraní, en plenas tensiones por el estancamiento en las negociaciones para salvar ese acuerdo de 2015.

La primera visita del jefe del OIEA desde que el conservador Ebrahim Raisi asumió la presidencia de Irán incluyó un encuentro con el responsable de la organización atómica local, Mohamed Eslami.

Ambos difundieron un comunicado conjunto al término de su reunión en el que anunciaron que los inspectores del OIEA podrán realizar tareas de mantenimiento en los equipos de vigilancia y sustituir las tarjetas de almacenamiento de datos.

"Las partes han reafirmado el espíritu de cooperación y confianza mutuas y han enfatizado la necesidad de resolver las cuestiones relevantes en una atmósfera constructiva y de una manera técnica exclusivamente", señala la nota común.

Con este objetivo, Eslami, que es también vicepresidente de Irán, volverá a reunirse con Grossi coincidiendo con la próxima Conferencia General del OIEA, convocada del 20 al 24 de septiembre, mientras que el argentino volverá a Teherán "en un futuro cercano" para mantener "consultas de alto nivel".

La actual visita llega precedida de meses de tensión entre las partes y de un informe en el que el OIEA volvió a acusar a Irán de ampliar su programa nuclear utilizando centrifugadoras más modernas y potentes para producir uranio de alto enriquecimiento.

La agencia internacional aludió también lagunas en la vigilancia de las actividades nucleares iraníes. "La confianza de la Agencia para seguir conociendo las instalaciones de Irán ha caído significativamente", advirtió el organismo en uno de sus documentos más críticos hasta la fecha.

Ese informe llevó a la administración de Joe Biden a advertir que podría abandonar los intentos por intentar reflotar el acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y las potencias, que Washington dejó durante la presdidenia de Donald Trump.

Temas

Dejá tu comentario