Abás retomó negociaciones sobre seguridad en Israel por primera vez en 11 años

Mundo

El presidente palestino se reunión con el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, en el mayor de los avances para recuperar políticas de cooperación entre los dos países.

El presidente de Palestina, Mahmud Abás, se reunió el martes con el ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, para discutir temas de "seguridad y economía", en la primera visita a Israel en varios años del dirigente de la Autoridad Palestina.

"Me reuní anoche (martes) con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás. Discutimos la puesta en marcha de medidas económicas y civiles y de la importancia de reforzar nuestra coordinación de seguridad", escribió Gantz en Twitter, poco después de que el ministerio diera a conocer la cita.

El ministro palestino de Asuntos Civiles, Hussein al Sheikh, tuiteó el miércoles que "la reunión abordó la importancia de crear un horizonte político que conduzca a una solución política acorde con las resoluciones internacionales".

También discutieron las condiciones en el terreno debido a las "prácticas de los colonos (israelíes), y la reunión abordó muchos temas de seguridad, económicos y humanitarios".

Ni Gantz ni Al Sheik revelaron el sitio de la reunión, pero medios israelíes indicaron que se realizó en la residencia de Gantz en Rosh Haayin, en el centro de Israel.

Después de la llegada al poder en junio del gobierno de coalición israelí encabezado por el primer ministro Naftali Bennett, varios ministros israelís visitaron a Abás en Cisjordania, sede de la Autoridad Palestina.

Es la primera vez desde 2010 que Abás va a Israel para un encuentro oficial con un miembro del gobierno israelí.

Gantz informó a su interlocutor que tenía la intención de "seguir promoviendo acciones destinadas a reforzar la confianza en temas económicos y civiles, como se decidió durante la última reunión entre ambos", añade el comunicado.

El ministro israelí visitó en agosto la sede de la Autoridad Palestina para conversar con el presidente palestino, en el primer encuentro oficial de ese nivel en varios años.

Pero después de ese encuentro, el primer ministro israelí Bennett dijo que no había un proceso de paz en marcha con los palestinos y que "no lo habrá".

El partido Likud (derecha) de Benjamín Netanyahu condenó este encuentro en un comunicado y afirmó que "no es más que cuestión de tiempo para que se hagan concesiones peligrosas para la seguridad de Israel".

"El gobierno israelopalestino puso en el orden del día a los palestinos y a Abás. Es peligroso para Israel", añadió el Likud.

El movimiento islamista palestino Hamás, que gobierna en la Franja de Gaza bajo bloqueo israelí, también condenó la reunión, al estimar que se alejaba del "espíritu nacional de nuestro pueblo palestino".

Temas

Dejá tu comentario