Llegaron garantes a Colombia y continúa el operativo pero la liberación sería mañana

Mundo

Los garantes internacionales de la liberación de tres rehenes de las FARC se trasladaron hoy desde Venezuela hacia la localidad colombiana de Villavicencio, donde quedaron a la espera de la entrega de los cautivos, acción que se concretaría finalmente mañana.

El primero en despegar desde Caracas fue el avión presidencial argentino, Tango 01, con el ex mandatario Néstor Kirchner a bordo, seguido de los Falcon franceses con la comitiva internacional integrada por delegados de dos países europeos y cinco latinoamericanos, quienes garantizarán la liberación de tres secuestrados en la selva colombiana.

La nueva postergación de la liberación -prevista en principio para este sábado- pone a la operación al borde del plazo fijado por el presidente colombiano, Álvaro Uribe, quien permitirá las acciones en territorio colombiano hasta el 31 de diciembre a las 18:59, aunque Kirchner consideró que ese límite es "absolutamente" flexible dada la importancia de la iniciativa.

El ex ministro venezolano Ramón Rodríguez Chacín y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) -ambos coordinadores de la operación de liberación-, confirmaron que hasta la tarde de este sábado los guerrilleros no habían definido las coordenadas donde serán liberados los rehenes.

Así, la fase final de la operación fue nuevamente postergada y se espera que este domingo por la mañana se concrete finalmente la liberación de la ex candidata a la Vicepresidencia de Colombia Clara Rojas, su hijo Emmanuel -nacido en cautiverio-, y la ex parlamentaria Consuelo González de Perdomo.

Hasta tanto, aguardarán en la ciudad colombiana de Villavicencio los delegados de los siete países que ofician como garantes de la operación.

En esa localidad -uno de los mayores bastiones de las FARC, ubicada a 35 kilómetros al este de Bogotá- esperan desde el viernes los helicópteros de avanzada de la operación, que tendrán a su cargo la recuperación de los rehenes.

El ex ministro Rodríguez Chacín adelantó que, una vez que reciba las coordenadas de liberación de los cautivos, las mantendrá "en estricto secreto" y sólo las compartirá "con la Cruz Roja y los pilotos, cuando estén en vuelo".

El venezolano confirmó que "está previsto que (los rehenes) sean llevados a la localidad de Villavicencio", donde los aguardarán los garantes internacionales, aunque destacó que ese plan podría variar por las condiciones climáticas o cualquier otro imprevisto.

Aunque evitó confirmar el horario en que se concretará la liberación, Rodríguez Chacín -designado por el presidente venezolano, Hugo Chávez, al frente de la operación- expresó sus "esperanzas de que se realice en un breve plazo".

Por su parte, Yves Heller, portavoz de la delegación en Colombia del CICR, explicó que una vez que la institución reciba las coordenadas, solicitará "al gobierno colombiano las garantías de seguridad", para la operación aerotransportada.

La entrega debe producirse, según el plan presentado por Chávez, en algún lugar comprendido entre cinco departamentos del centro y sureste de Colombia, un área de 310 mil kilómetros cuadrados, donde abundan los cultivos cocaleros y tienen fuerte presencia las FARC.

"Todas las medidas de seguridad han sido adoptadas", señaló Juan Carlos González, gobernador del departamento de Meta, del cual Villavicencio es la capital.

La operación de recuperación de los rehenes es inédita por su impacto y movilización internacional, al punto que Kirchner admitió este sábado su preocupación.

"Estoy racionalmente preocupado. Esperemos que esto funcione, que esto salga, que no se vaya a producir ningún hecho que castre esta operación", señaló.

Por su parte, el delegado de Brasil, Marco Aurelio García, estimó que los garantes internacionales no tendrán contacto directo con la guerrilla.

"Creo que no será así, sería más comprensible que las FARC dejaran solos a los rehenes o con alguien de confianza", dijo en declaraciones radiales.

Además de Kirchner y García, la lista de garantes la conforman ministros, embajadores y asesores de alto rango de Francia, Suiza, Bolivia, Cuba y Ecuador.

Entre ellos, el canciller Jorge Taiana; el secretario de Provincias del Ministerio del Interior argentino, Rafael Folonier; el diplomático brasileño Helio Cardoso; el viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales de Bolivia, Sacha Llorenti, y el ex ministro del Interior de Ecuador Gustavo Larrea.

También intervienen el embajador francés en Caracas, Hadelín de la Tour du Pin; el embajador de Cuba, Germán Sánchez, y el de Suiza, Armin Ritz, y la senadora colombiana Piedad Córdoba.

La decisión de las FARC de liberar a los tres rehenes fue justificada por la guerrilla como un desagravio a Chávez ante la decisión del presidente colombiano de interrumpir las gestiones que éste realizaba para conseguir un canje de más de cuarenta rehenes por 500 rebeldes presos.

Pero el gobierno de Bogotá, a través de su comisionado de paz, Luis Carlos Restrepo, dejó en claro que no considera que la autorización para esta operación humanitaria abra la posibilidad de que Chávez retorne a sus gestiones de mediador.

Dejá tu comentario