Los reyes de España celebraron los 100 años de la Gran Vía de Madrid

Mundo

La Gran Vía de Madrid, la emblemática calle comercial y de los teatros de la capital española, cumplió cien años, que los Reyes de España celebraron descubriendo un monolito conmemorativo con la maqueta de esta vía.

El rey Juan Carlos I de España, acompañado de su esposa, Sofía, se encargó de descubrir un monolito con una maqueta de aluminio y bronce de la Gran Vía en la confluencia de la centenaria calle con otra famosa vía madrileña, la calle de Alcalá.

El monarca presidió de esta manera el centenario de una calle, cuyas obras inició hace 100 años, el 4 de abril de 1910, su abuelo Alfonso XIII, deseoso de que la capital española contará con un gran bulevar comercial y centro de la vida madrileña al estilo de otras capitales como París o Londres.

Los reyes de España, acompañados por el alcalde de Madrid, Alberto Ruíz-Gallardón, recorrieron algunos de los principales puntos de esta emblemática calle de 1,3 kilómetros de longitud, que parte de su unión con Alcalá hasta la Plaza de España.

"La Gran Vía nació como un sueño de modernidad que pronto se hizo real", dijo Ruíz-Gallardón en su discurso de conmemoración, en el que recordó que la calle y su construcción supuso "un impulso definitivo al desarrollo de Madrid y de España".

El alcalde acompañó al rey Juan Carlos, al que entregó una réplica del monolito que inauguró el monarca, en su recorrido por algunos conocidos puntos de la Gran Vía como una famosa librería o una exposición de fotografías, en la sede del Área de Gobierno de Economía de la capital española.

La Gran Vía, convertida ahora en el centro de teatros musicales, que han ido tomando el relevo a los antiguos cines, vencidos por los grandes centros de ocio, y de tiendas de todo tipo, esencialmente de moda, vivió su mejor época a mediados del Siglo XX.

Por esa vía, pasearon entonces figura como el escritor estadounidense Ernest Hemingway, que escribía sus crónicas sobre la Guerra Civil española, y que fue uno de los asiduos al bar Chicote, aun abierto al público, y por el que desfilaron grandes estrellas como Ava Gardner o Sofía Loren, así como científicos como Alexander Flemming, descubridor de la penicilina.

Dejá tu comentario