Macron pidió un "refuerzo" de la seguridad tras escándalo Pegasus

Mundo

"El presidente exigió un refuerzo de todos los protocolos de seguridad paralelamente a las operaciones técnicas de detección y clarificación en curso" en torno al caso, explicó la presidencia.

El presidente francés, Emmanuel Macron, pidió hoy sus ministros un "refuerzo de todos los protocolos de seguridad" de los medios de comunicación internos, indicó el Elíseo, tras el escándalo provocado por el posible espionaje con el programa Pegasus, del que sería víctima junto a funcionarios de su gobierno y periodistas.

"El presidente exigió un refuerzo de todos los protocolos de seguridad paralelamente a las operaciones técnicas de detección y clarificación en curso" en torno al caso, explicó la presidencia, informó la agencia de noticias AFP.

Macron convocó un "consejo de defensa excepcional" tras publicarse que sus teléfonos figuran entre los potenciales blancos de este programa de espionaje.

El presidente francés "ha cambiado de teléfono y de número de teléfono para algunas comunicaciones" aseguró su oficina.

Un consorcio de 17 medios de comunicación, entre ellos The Washington Post, The Guardian y Le Monde, afirmaron ayer que uno de los números de teléfono de Macron y los de varios ministros del gabinete figuraban en una lista de posibles blancos de Pegasus.

Los periódicos señalan que no pudieron confirmar si hubo un intento de piratería informática o si se llevó a cabo con éxito.

Hay pruebas de un intento de piratería en el teléfono del exministro de Medio Ambiente y aliado de Macron Francois de Rugy, supuestamente desde Marruecos.

De Rugy exigió el martes que Marruecos dé "explicaciones".

La empresa israelí NSO Group negó que Macron se halle entre los objetivos de sus clientes.

Una fuente de seguridad declaró ayer a la agencia francesa que para los teléfonos móviles de Macron se aplican "los parámetros de seguridad más restrictivos posibles".

Otras revelaciones de esta semana indican que Marruecos, un aliado cercano de París, también tomó como blanco a destacados periodistas en Francia.

Marruecos niega las acusaciones, diciendo que "nunca adquirió programas informáticos para infiltrar dispositivos de comunicación".

Rabat anunció una querella contra el consorcio de medios que publicó la historia, Forbbiden Stories, así como contra Amnistía Internacional.

La investigación conjunta de los medios de comunicación sobre Pegasus identificó al menos 180 periodistas en 20 países que fueron seleccionados como blancos potenciales entre 2016 y junio de 2021.

Pegasus puede piratear teléfonos móviles sin que el usuario lo sepa, lo que permite a los clientes leer todos los mensajes, rastrear la localización de un usuario y acceder a la cámara y el micrófono del celular.

Temas

Dejá tu comentario