Mal presagio para Lula en ballotage del domingo

Mundo

Rio de Janeiro (EFE, DPA) - Los aliados del presidente Luiz Inácio Lula da Silva corren el riesgo concreto de perder en el ballottage municipal del domingo, sobre todo en San Pablo, la principal ciudad de Brasil, donde el actual alcalde conservador aventaja por amplio margen a la postulante del Partido de los Trabajadores, Marta Suplicy.

En la capital industrial y financiera de Brasil, el actual alcalde, Gilberto Kassab, del partido Demócratas, opositor a Lula da Silva, lidera las intenciones de voto con 54%, según un sondeo de la firma Datafolha publicado ayer por el diario «Folha de Sao Paulo». En segundo lugar figura la ex ministra y ex alcaldesa Suplicy, con 36%.

Lula ha participado activamente en la campaña de Suplicy en San Pablo, y el pasado sábado la acompañó a un acto proselitista en el que ensalzó la figura de la candidata e instó a los militantes del PT a «salir a las calles» en busca de votos. Antes de que los sondeos le resultaran tan desfavorables, se había especulado, incluso, con que un triunfo en San Pablo podía catapultar a la sexóloga a una candidatura presidencial por el PT en 2010.

Una derrota en San Pablo supondría un doloroso traspié para el PT, que perderá la oportunidad de recuperar el comando de una de las mayores «cajas políticas» del país y distrito clave para los comicios presidenciales que definirán al sucesor de Lula.

En paralelo, eso significaría un fuerte espaldarazo para el gobernador paulista, José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que es el principal promotor de Kassab y virtual candidato presidencial de la oposición para dentro de dos años.

El PT también marcha en desventaja en otro de sus reductos tradicionales, Porto Alegre, que el partido gobernó durante casi toda la década pasada. Allí, sin embargo, el candidato centrista José Fogaça, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), tiene su triunfo virtualmenteasegurado, según Datafolha, que le adjudicó 51% de las intenciones de voto frente a 37% de la petista María do Rosario.

Un «premio de consuelo» para el presidente podría venir de Belo Horizonte, la segunda ciudad de Brasil, donde el candidato apoyado por Lula, Mario Lacerda, del Partido Socialista Brasileño (PSB), superó en la última semana al centrista Leonardo Quintao, del PMDB. De acuerdo con el sondeo mencionado, Lacerda llega a la última semana de la campaña con 45% de las preferencias, frente a 40% de Quintao, aunque lo cerrado de la puja impide hacer pronósticos tajantes.

  • Rio de Janeiro

    También pareja está la disputa por la Alcaldía del tercer vértice del «triángulo del poder» de Brasil, Rio de Janeiro, donde el candidato apoyado por Lula, Eduardo Paes, del PMDB, superó en los últimos días al «verde» Fernando Gabeira, apoyado por el PSDB. Datafolha adjudicó 44% a Paes, frente a 41% del ex guerrillero y militante ambientalista Gabeira. Sin embargo, ese resultado también refleja un empate técnico, que probablemente recién será dirimido cuando se termine el escrutinio.

    Otro importante frente de batalla para el PT es la ciudad de Salvador de Bahía, la más importante del noreste brasileño. Hace dos años, el partido de Lula logró conquistar el comando de la gobernación provincial a través de Jacques Wagner, y así puso fin a un largo dominio conservador en la región. El domingo, el PT buscará conquistar también el gobierno de Salvador, y para ello apuesta al ascenso de su candidato, Walter Pinheiro, quien en las últimas semanas ha logrado acortar distancias frente a su rival, el centrista José Henrique, del PMDB. Según el Datafolha, Henrique sigue como líder con 56% de las intenciones de voto, frente a 44% de Pinheiro, pero no es posible descartar cambios radicales en los últimos días de campaña.

    Ante la inminente derrota en San Pablo y Porto Alegre, un triunfo en Salvador de Bahía es hoy el más importante objetivo del PT.

    «Los petistas consideran que Salvador de Bahía es la madre de todas las batallas. Una victoria allí fortalecerá al gobernador Jacques Wagner, quien podría convertirse en un candidato alternativo a la Presidencia para 2010», expresó la historiadora y politóloga Lucia Hippolito.

    Según la analista, Lula desea designar a su ministra del Gabinete Civil, Dilma Rousseff, como candidata a su sucesión, pero no descarta la posibilidad de trasladar su apoyo a Wagner, en caso de que la ministra no logre conquistar un respaldo popular expresivo.
  • Dejá tu comentario