Nicolás Maduro arresta a dos gerentes de PDVSA por espiar para EEUU

Mundo

Los dos exfuncionarios están acusados de entregar información estratégica al gobierno de Trump, para facilitar su campaña contra PDVSA y el gobierno chavista.

El gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela anunció este lunes que dos gerentes petroleros fueron detenidos la semana pasada por entregar información "estratégica" a Estados Unidos con la intención de "agredir" a la estatal PDVSA.

Alfredo Chirinos y Aryenis Torrealba, quienes ocupaban los cargos de gerente de operaciones especiales y gerente general de operaciones de crudo de PDVSA respectivamente, fueron arrestados el 28 de febrero, dijo en un comunicado la Comisión Presidencial encargada de reestructurar la petrolera venezolana.

Ambos son señalados de suministrar "datos sobre las operaciones de la industria en sus distintas áreas, sobre la actividad de venta y comercio de petróleo venezolano y la capacidad logística", agregó la Comisión, creada por orden de Nicolás Maduro para reestrucutar a la compañía pilar de la economía de Venezuela.

Bajo la presión por las sanciones de Estados Unidos contra PDVSA y su principal socio comercial, la rusa Rosneft Trading, el presidente ordenó al vicepresidente de economía, Tareck El Aissami, sancionado y buscado por la justicia estadounidense, liderar un comité para reorganizar la empresa.

PDVSA on Twitter

La primera medida que tomó la comisión fue la orden de aprehensión de los dos funcionarios.

El gobierno pidió a la Fiscalía iniciar la investigación penal a los dos ejecutivos a quienes acusa por "traición a la patria".

En una declaración divulgada el domingo, familiares y amigos de Chirinos y Torrealba, que son pareja, describieron la medida como una "cacería de brujas" diseñada para ocultar la corrupción dentro de PDVSA y pidieron que se permita que los detenidos puedan comunicarse con sus abogados.

Está prevista una marcha este lunes para exigir su liberación.

Desde que Manuel Quevedo, un mayor general de la Guardia Nacional, tomó las riendas de PDVSA en 2017, las detenciones e investigaciones contra empleados bajo acusaciones de corrupción o irregularidades administrativas se volvieron habituales. Pero hasta la fecha, las autoridades no mostraron evidencia firme de malas prácticas.

El sábado, Nicolás Maduro designó nuevos vicepresidentes en cuatro áreas clave de PDVSA; exploración y producción, refinación, comercio y finanzas.

Estados Unidos impuso sanciones contra Venezuela y PDVSA para intentar forzar la salida del poder del gobernante socialista. Una prohibición a ciudadanos y empresas estadounidenses de negociar con crudo venezolano está vigente desde abril de 2019.

La producción petrolera de Venezuela inició 2020 a la baja, al cerrar enero en 882.000 barriles por día (bpd), 25.000 menos que en diciembre, según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Dejá tu comentario