Perú: el Gobierno prepara proyecto para cremar el cuerpo del fundador de Sendero Luminoso

Mundo

El ejecutivo, en coincidencia con sectores de derecha, quiere evitar que se rinda culto a Abimael Guzmán.

El jefe de Gabinete de Perú, Guido Bellido, aseguró que el Ejecutivo respetará la decisión que tome el Ministerio Público respecto al destino de los restos del fallecido jefe de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, mientras el ministro del Interior, Juan Carrasco, anunció que el Gobierno impulsará una ley para incinerar el cuerpo del guerrillero.

"El Ministerio Público está facultado para actuar al respecto, las normas ya están establecidas. Nosotros vamos a respetar y respaldar lo que vaya a decidir el Ministerio Público", dijo Bellido en un acto en Lima.

Bellido, investigado por la fiscalía por los presuntos delitos de terrorismo y apología al terrorismo por supuestos vínculos con Sendero Luminoso, evitó pronunciarse sobre el pedido hecho por el Ministerio de Justicia de que los restos de Guzmán sean incinerados.

El Ministerio de Justicia considera que el cadáver del terrorista debe ser cremado para evitar "afectaciones al orden público y la seguridad de toda la sociedad".

Y el anuncio de una iniciativa en ese sentido de parte del Ejecutivo parece ratificar que ese será el destino de los restos de Guzmán.

El líder terrorista, de 86 años, falleció por una neumonía el sábado último en el Centro de Reclusión de Máxima Seguridad (Cerec), una prisión especial administrada por la Marina de Guerra y ubicada en el Callao -vecina a la capital de Perú-, donde cumplía una condena de cadena perpetua luego de su captura en 1992.

Actualmente sus restos se encuentran en poder de la Fiscalía, quien no decide aún qué hacer con ellos.

“Desde el Poder Ejecutivo se está promoviendo un proyecto de ley que dará a conocer el presidente de la República, Pedro Castillo, a fin de permitir la incineración del fallecido terrorista Abimael Guzmán”, publicó en su cuenta de la red Twitter la cartera de Interior.

Carrasco defendió la iniciativa con el argumento de que así el Gobierno estará “dando respuesta en torno a lo que se hará con el cuerpo de Guzmán, quien ya no es sujeto de derecho”, aunque insistió en que “el tema depende de la emisión de una norma, porque no hay legislación al respecto”, reportó el sitio del diario La República.

Igual que lo hizo el sábado el ministro de Justicia, Aníbal Torres, también Carrasco señaló que enterrar a Guzmán daría paso a mausoleos o lugares de culto al fundador de Sendero Luminoso.

“Desde mi posición como ciudadano, considero que el cuerpo de Guzmán debe ser incinerado, porque de lo contrario ello se convertiría en un tema de apología del terrorismo en el país”, señaló Carrasco.

Las bancadas de congresistas de Avanza País, Fuerza Popular, Alianza para el Progreso, Acción Popular, Juntos por Perú, Podemos Perú, Somos Perú-Partido Morado y Renovación Popular se pronunciaron en el mismo sentido el lunes, en un documento conjunto.

La esposa de Guzmán, Elena Iparraguirre, también presa y cumpliendo cadena perpetua, reclamó a través de una representante que se le entregara del cuerpo.

Temas

Dejá tu comentario