28 de marzo 2017 - 10:43

Polémica por "guerra de piernas" entre las líderes de Inglaterra y Escocia

El titular fue considerado sexista y desató controversia en las redes.
El titular fue considerado sexista y desató controversia en las redes.
"Qué importa el Brexit, quién ganó la guerra de las piernas!", tituló el tabloide Daily Mail en su portada junto a una foto considerada "sexista" del encuentro entre la primera ministra británica, Theresa May, y la premier escocesa, Nicola Sturgeon, desatando una polémica en redes sociales.    

Así este tema trivial cobró un protagonismo que no lograron el inminente "divorcio" británico de la Unión Europea ni las intenciones independentistas escocesas ni el gélido cara a cara entre ambas responsables políticas y "damas de hierro" de sus respectivas naciones.   

También el hashtag vinculado #legsit, por "legs" (piernas en inglés), marcó tendencias en Twitter.   

Luego hubo un acto de misoginia proveniente de una mujer, Sarah Vine, editorialista y esposa del exministro Michael Gove.   

"No era precisamente tacones de aguja al amanecer ("stilettos at dawn")", escribió Vine jugando con el título de una película, para después disparar: "no hay dudas de que ambas consideran sus piernas como su mejor arma de sus arsenal físico".

En Internet, al menos, y en parte del mundo político británico hubo reacciones de desprecio e ironía. Bajo el hashtag #legsit se publicaron miles de fotos de piernas de todo tipo, de hombres y mujeres.   

Para Piers Morgan, exdirector de tabloides y controvertido personaje televisivo, el único error del título fue usar signos de exclamación en lugar de los de interrogación, mientras que el líder laborista Ed Miliband definió la portada como "digna de los años '50".   

La mayor parte de las críticas al Daily Mail se concentró en el hecho de que en las discusiones del Brexit entre David Cameron y Boris Johnson, por ejemplo, ningún medio se fijó en el aspecto físico de ambos.   

Un argumento muchas veces expuesto aun cuando muchos tabloides, entre ellos el Daily Mail, acostumbran a publicar imágenes poco favorables de líderes británicos en trajes de baño o ridículos atuendos deportivos.   

Lo que más molestó a parte de la opinión pública no machista fue la ocasión elegida para la portada, esto es el encuentro de dos figuras de primer plano, en un momento crucial de la historia de Europa, reducido a un concurso de belleza sólo porque ambas son mujeres.          

Dejá tu comentario

Te puede interesar