Por los atentados, París perdió 1.5 millones de turistas en 2016

Mundo

París perdió 1,5 millones de turistas en 2016 con respecto al año anterior, en especial asiáticos, tras los ataques terroristas del año pasado y la persistencia de su amenaza, informó hoy el Comité Regional de Turismo (CRT) de Francia.

La mayoría de las bajas se dieron en el turismo de China y Japón, aunque también de otros países de Europa, señaló el organismo oficial, que aclaró que en los últimos dos meses se advirtió un cambio en esa tendencia, con una recuperación de visitantes.

El CRT explicó que el año pasado se registraron 31 millones de clientes en los hoteles parisinos, lo que marca un descenso del 4,7% respecto a 2015, y señaló que la caída de turistas extranjeros fue del 8,8%.

Los visitantes chinos, que constituyen el tercer contingente más numeroso, marcaron el descenso más importante, con 268 mil turistas menos, un 21,5%, mientras que los japoneses registraron una caída de 225 mil personas, un 41,2%; los italianos una pérdida de 215 mil, un 26,1%, y los rusos una baja de 65 mil, un 27,6%, según estadíticas del CRT.

El trabajo del organismo francés determinó que las caídas menos pronunciadas fueron las de turistas españoles, con un 9,9%; británicos, con un descenso de 8,6%, y estadounidenses, con un 4,9% de pérdida.

La cifra de franceses que se alojaron en hoteles de París, que llegó a los 16,7 millones, se mantuvo casi estable, con una disminución del 0,8%.

El CRT estimó que la menor afluencia de turistas se tradujo en una caída en los ingresos de casi 1.300 millones de euros en 2016 y remarcó que esta pérdida se debe a los efectos del terrorismo, que se expresó a través de las dos grandes oleadas de acciones yihadistas que había sufrido la capital francesa a comienzos de 2015 y, sobre todo, el 13 de noviembre de ese año.

En otro orden, el relevamiento hizo notar "signos de recuperación" en los dos últimos meses del año por el aumento del 12,5% de los clientes en los hoteles, es decir 581.000 turistas más, y adelantó que esa tendencia ha continuado en enero de 2017.

La pérdida de visitantes en la capital francesa y en su región en 2016 tuvo consecuencias lógicas sobre algunos de sus grandes atractivos turísticos, con una bajada en la venta de entradas en la Torre de Montparnasse del 32%, en el Arco de Triunfo del 24%, en los museos del Louvre del 13,3% o de Orsay, 12,9%, en el Palacio de Versalles, 9,8% o en el parque Disneyland París, 9,5%.

La caída de visitantes no se registró en el Centro Pompidou, que recibió un 9% más de público que en 2015, algo que se atribuyó a "una buena programación".

Este fenómeno en la región parisina no es aislado, ya que toda Francia tuvo una pérdida interanual de dos millones de turistas en 2016, por el terrorismo como principal motivo, aunque también por cuestiones sindicales y meteorológicas, según el Ministerio de Exteriores, que precisó que de todos modos se mantiene como primer destino turístico mundial, con entre 82,5 y 83 millones de turistas que ingresaron el año pasado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario