Quién es Marcelo Rebelo de Sousa, el presidente de Portugal que recibió a Alberto Fernández

Mundo

Dirigente conservador, es el político más popular de su país. Afamado por su trayectoria como comentarista político, es también el mandatario que más leyes vetó en la historia portuguesa.

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, es un carismático dirigente conservador, conocido por su personalidad descontracturada –lo llaman el besucón porque le gusta besar y abrazar a sus seguidores- pero también por ser el mandatario que más leyes ha vetado en la historia del país.

De Sousa, un profesor de derecho de 72 años que saltó a la fama como comentarista en programas televisivos políticos, inició en marzo su segundo mandato luego de una victoria en las elecciones donde arrasó con el 61% de los votos.

Si bien es un dirigente conservador, su buena relación con el gobierno socialista del primer ministro António Costa –antiguo discípulo en la Facultad de Derecho de Lisboa- le ha valido el calificativo en la prensa europea del “conservador más de izquierdas” que existe.

En sus quince años como comentarista televisivo y luego durante su primer período en la Presidencia de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa cultivó un perfil de político descontracturado, cercano a la gente.

El año pasado ocupó las portadas de los medios europeos porque, en plena temporada de verano, no dudó en arrojarse al mar para rescatar a dos bañistas, recordó el diario español El País. También fue viral su imagen al momento de vacunarse contra el coronavirus, cuando se desnudó el torso para recibir la inyección.

Bautizado “el besucón” o “el presidente de los afectos” por sus contantes abrazos a sus seguidores, Marcelo Rebelo de Sousa, no obstante, ha liderado su mandato anterior con firmeza, convirtiéndose en el presidente que más leyes vetó en la historia de Portugal: 22.

Si bien en Portugal, el presidente no tiene ningún poder ejecutivo –eso recae en el ejecutivo formado por el primer ministro- juega el papel de árbitro cuando hay crisis políticas, ya que puede disolver el Parlamento y convocar a elecciones anticipadas. Además, puede declarar el estado de emergencia, algo que hizo por la pandemia de coronavirus.

Dejá tu comentario