Previsible: Grillo negó apoyo a Bersani y agrava crisis en Italia

Mundo

El líder de la coalición de centro izquierda, Pier Luigi Bersani, no consiguió convencer al Movimiento Cinco Estrella (M5S) para que respalde su gobierno, lo que reduce las posibilidades de que finalice pronto el estancamiento político en el que se encuentra sumida Italia.

Bersani ganó las elecciones el mes pasado pero no cuenta con la mayoría suficiente para gobernar y necesita apoyo externo en el Senado, la segunda cámara parlamentaria. Se niega a unirse a los conservadores liderados por Silvio Berlusconi, lo que deja sólo a M5S, la fuerza más votada en las legislativas, como único aliado.

Si no se puede formar un gobierno que pueda gobernar, Italia podría verse abocada a repetir las elecciones en los próximos meses.

"No sentimos que podamos confiar en usted", dijo Vito Crimi, el líder del senado del M5S a Bersani en un encuentro que fue retransmitido por cámara web.

Además, Crimi señaló que el mensaje de sus votantes fue "no dar un cheque en blanco con el voto de confianza" al que se tiene que someter Bersani en la cámara de diputados.

Bersani pidió a sus interlocutores "no bloquear" la creación de un gobierno, insinuando que los senadores del M5S pueden ayudarle indirectamente a crear un gobierno si en el momento de la votación salen de cámara, para que así se necesite un quórum menor que haga salir adelante la votación de confianza.

Crimi aseguró que eso está fuera de toda duda. "Descartamos salir fuera de la asamblea", dijo en una conferencia de prensa tras conversar con Bersani.

Italia, la tercera mayor economía de la eurozona, necesita urgentemente hacer frente a la crisis económica.

Bersani bromeó al señalar que "sólo alguien que no esté bien de la cabeza puede querer gobernar en este momento".

El líder de la coalición de centro-izquierda informará de sus esfuerzos para intentar formar gobierno al presidente, Giorgio Napolitano. Si éste considera que Bersani no tiene posibilidad de conseguir el voto de confianza en el Parlamento, puede que pida a otro partido que intente formar gobierno.

Una de las opciones que se podría dar es que pida a Bersani y Berlusconi que respalden por un tiempo limitado un gobierno liderado por una figura apartidista. Así ocurrió con el gobierno saliente, liderado por el ex comisario europeo, Mario Monti.

No obstante, Bersani insistió en sus conversaciones con el M5S que "no existe" posibilidad alguna de embarcarse en una gran coalición con Berlusconi.

Y las nuevas elecciones no se pueden realizar hasta que los diputados no voten al sucesor de Napolitano, cuyo mandato concluye a fines de mayo. Las encuestas pronostican un resultado similar de estancamiento pero con una mínima victoria de Berlusconi.

Dejá tu comentario