Prodi le exige a Berlusconi que pida perdón por las denuncias de fraude electoral

Mundo

Roma (ANSA/Télam SIN) -. Romano Prodi, jefe de la coalición de centro-izquierda La Unión, vencedora en las elecciones generales de Italia, advirtió ayer que el primer ministro, Silvio Berlusconi, debe "pedir perdón" por sus denuncias de fraude y reconocer su derrota.

"Ya dije lo que debía decir. Berlusconi debe reconocer cómo fueron las cosas y creo, después de lo que ha dicho sobre los fraudes, que debe pedir perdón", expresó Prodi a periodistas frente a su casa en Bolonia, norte de Italia.

El jefe de La Unión consideró necesario que Berlusconi, quien pugna por un acuerdo parcial para el nuevo gobierno, "reconozca cómo fueron las cosas" y permita "comenzar a trabajar para el futuro", indicó la agencia italiana de noticias Ansa.

Berlusconi, en una carta enviada al diario Corriere della Sera, sostuvo que de los comicios emergieron "dos visiones de Italia", sin "vencedores ni vencidos", lo cual requiere acuerdos parciales para la formación del nuevo gobierno, limitados en el tiempo, que permitan afrontar compromisos institucionales, económicos e internacionales.

"Un bipolarismo, caracterizado por una contraposición de valores y de programas, determinó una extraordinaria participación del voto, entre las más altas de Europa, y entonces consolidó uno de los pilares de la democracia liberal", sostuvo en el texto el actual jefe del gobierno.

"La distribución económica y social del voto, con la neta prevalencia de la CDL (Casa de las Libertades, de Berlusconi) en las zonas industriales del norte y en las regiones más productivas del centro y el sur" es "un problema de gran relevancia agravado por las contradicciones de buena parte de la coalición de centroizquierda", agregó, según hizo notar Ansa.

La Unión, sostuvo Berlusconi, "contiene en su interior un fuerte partido extremista, el partido del no (al que no identificó), de más de un tercio de los votos y de las bancas obtenidas".

El jefe del Partido Verde, Alfonso Pecoraro Scanio, también reclamó que Berlusconi admita la derrota en los comicios y que se adapte al rol de opositor.

"No habrá ningún gran gobierno, ningún gobierno de gran acuerdo. Deben dejar de lado las amenazas. Berlusconi perdió y entonces debe acomodarse a la oposición", dijo Scanio.

"Es necesario un poco de calma, Berlusconi debe comprender que perdió las elecciones en Italia y, por lo tanto, debe acomodarse a la oposición, como se hace en una democracia", agregó.

El centro-izquierda, continuó el jefe del Partido Verde, debe "tener un gran respeto por la oposición, un gran diálogo institucional. Aquello que ellos no han hecho con nosotros,
nosotros lo debemos hacer con ellos".

El vicecoordinador de Forza Italia, partido de Berlusconi, Fabrizio Cicchitto, consideró "inaceptable" la posibilidad de acelerar los tiempos para el traspaso del cargo, hipótesis reflejada por medios de prensa locales.

"Vemos que Prodi no comprendió aún que la arrogancia es mala consejera", advirtió el dirigente del centro-derecha. Berlusconi manifestó el viernes en declaraciones a la televisión que se considera vencedor "moral" de los comicios, sin admitir su derrota, pese a que el ministerio de Interior reportó que son 5.266 los votos cuestionados, insuficientes para modificar el resultado de las elecciones.

El primer ministro saliente había manifestado la necesidad de avanzar en un gobierno con acuerdos parciales, dijo que "al menos sobre la base del voto popular", en los comicios no hubo "vencedores ni vencidos".

La construcción del nuevo gobierno en Italia requiere "soluciones nuevas", entre ellas un "acuerdo parcial" que permita afrontar "las inmediatas citas institucionales, económicas e internacionales del país", sostuvo.

Sin embargo, Prodi rechazó tras los comicios la posibilidad de repetir la fórmula alemana de la Gran Coalición, y advirtió que la única vía es el reconocimiento de la victoria del centro-izquierda.

La alianza bajo conducción de Prodi venció a la coalición de Berlusconi en la Cámara de Diputados por una ventaja estimada en 25 mil votos, mientras cuenta con sólo dos bancas más en el Senado.

Dejá tu comentario