20 de julio 2005 - 00:00

PT no puede hacer frente a deudas de u$s 41,5 millones

Luiz Inácio Lula da Silva
Luiz Inácio Lula da Silva
Brasilia (EFE, Reuters, AFP, ANSA, diarios locales) - La Comisión Ejecutiva del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) se reunió ayer para revisar sus cuentas y decidir si retoma el pago de las deudas, luego que su ex tesorero Delúbio Soares reconociera el fin de semana que existió una contabilidad «en negro».

Muchos miembros de la Ejecutiva se mostraron perplejos al llegar a la sede del PT en San Pablo al comentar el monto al que ascenderían las deudas partidarias que, aunque aún no están del todo cuantificadas, podrían llegar a 100 millones de reales (41,5 millones de dólares).

Esa cifra se engrosó tras las revelaciones de Soares, quien reconoció en una entrevista de televisión que suscribió préstamos por 39 millones de reales (16,7 millones de dólares al cambio actual) gestionados por el publicista Marcos Valério, acusado de ser el operador de un esquema de pagos de coimas a un centenar de diputados a cambio de apoyo al gobierno. «Nadie entiende esa cantidad de dinero. Nosotros nunca necesitamos de tanto. Es un movimiento demasiado grande como para que fuera decidido sólo entre dos personas (Valério y Soares)», declaró el diputado Paulo Delgado, secretario de Asuntos Parlamentarios del PT.

«Creo que sería muy raro que el PT pagara por una deuda que no contrajo oficialmente», afirmó, por su parte, el secretario de Movimientos Populares del PT, Jorge Almeida.

• Esquema

El secretario sindical del PT, Joao Felicio, defendió que el PT pague sus deudas, pero aun así reconoció que en volumen prácticamente «es impagable: es como prestar un billón de dólares a Haití», dijo a los periodistas.

La nueva dirección partidaria había suspendido la semana pasada los pagos de la deuda del partido, hasta que ayer fue presentado un informe sobre sus finanzas.

Sumado a ello, Valério
reveló a la Procuraduría de la República los nombres de once personas autorizadas a retirar dinero de los préstamos que él mismo pidió para financiar ilegalmente al PT. En su declaración, que fue enviada a una Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) y que trascendió ayer en la prensa, Valério señala que el ex jefe de gabinete José Dirceu estaba al tanto de los financiamientos, según le habría comentado Soares.

Valério y Soares ya reconocieron la existencia de un esquema para financiar ilegalmente al PT pero niegan que ese dinero haya servido para sobornar a legisladores de la base aliada del gobierno entre 2003 y 2005 a cambio de apoyo en el Congreso.

Ante el procurador de la República, Valério afirmó que Soares le dijo que Dirceu y el ex secretario general del PT
Silvio Pereira sabían de los créditos y que ambos servían como garantes para que le fuera devuelto el dinero prestado a la agrupación, sostuvo ayer «O Estado de Sao Paulo». Sin embargo, Soares dijo que sólo él sabía de los créditos.

Ayer, la Comisión Ejecutiva del PT no aprobó la suspensión por 60 días de Soares luego de la solicitud presentada por integrantes de la izquierda del partido.

Pereira ayer dijo a la CPI haber estado al tanto de que Soares buscaba para el partido «fondos en el mercado».

Según la oposición, las irregularidades financieras en que se ha sumergido el PT tienen a la formación fundada por Lula al borde de su desaparición legal
. Así, los partidos del Frente Liberal (PFL) y de la Social Democracia Brasileña (PSDB) pidieron la suspensión de la financiación pública para esa formación. El PT deberá recibir este año alrededor de 35 millones de reales (unos 14,5 millones de dólares) de fondos públicos previstos para partidos políticos, pero si prospera la acción del PFL y del PSDB, no obtendrá un centavo, al menos mientras se investigan sus finanzas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar