14 de junio 2005 - 00:00

Reabren juicio de "Mississippi en llamas" después de 40 años

Edgar Ray Killen, el principal acusado por los crímenesde tres militantes por los derechos de los negros enEE.UU., hace 40 años, ayer al ingresar al tribunal quevolverá a juzgarlo.
Edgar Ray Killen, el principal acusado por los crímenes de tres militantes por los derechos de los negros en EE.UU., hace 40 años, ayer al ingresar al tribunal que volverá a juzgarlo.
Filadelfia (EFE, ANSA, AFP, El Mundo) - Un resonante juicio por el asesinato de tres jóvenes militantes de los derechos civiles hace más de 40 años en Filadelfia e inmortalizado en 1988 en la película «Mississippi en llamas», se reabrió ayer en esa pequeña localidad. Edgar Ray Killen, pastor bautista y un ex líder del grupo supremacista blanco Ku Klux Klan (KKK), que ya en 1967 fue absuelto de los crímenes cometidos en 1964, fue vuelto a acusar en enero último de haberlos organizado.

Michael Schwerner
, de 24 años; Andy Goodman, de 20, y James Chaney, este último un negro de 21 años, llegaron a Filadelfia desde Nueva York para registrar votantes negros, y su violenta muerte causó conmoción en Estados Unidos.

Durante más de 40 años, Killen no se preocupó y vivió tranquilamente a unos kilómetros del lugar del asesinato. El juicio contra Killen, de 80 años, ex empleado de un astillero comenzó ayer con la selección del jurado de doce miembros que serán elegidos entre 400 personas una vez que hayan sido entrevistadas por la fiscalía y la defensa.

Los primeros candidatos llegaron en medio de grandes medidas de seguridad al tribunal en esta localidad de apenas 7.300 habitantes que se encuentra en el Condado Neshoba, en Mississippi, en el sur de EE.UU.

Killen, quien ha estado en libertad bajo fianza, no hizo declaraciones cuando fue llevado en una silla de ruedas al edificio de ladrillo, de dos plantas, donde funciona el tribunal.

Una vez que se haya seleccionado y confirmado al jurado, las audiencias comenzarán, entre mañana y el jueves, con los argumentos de apertura
. Se espera que el juicio dure unas dos semanas.

• Detenidos

Los tres jóvenes asesinados formaban parte de lo que se denominó el «verano de la libertad», durante el cual miles de militantes procedentes, en su gran mayoría, de estados del Norte fueron al Sur en campañas para registrar a los negros para que votaran.

Los tres hombres habían visitado una iglesia de negros que había sido incendiada, cuando
la policía los detuvo el 21 de junio, bajo el pretexto de que viajaban en su automóvil a velocidad excesiva.

Schwerner y Goodman, ambos blancos y judíos,y Chaney, negro, fueron dejados en libertaden medio de la noche y
poco más tarde fueroncapturados por un grupo de hombres entrelos que se contaban policías y miembros del KKK.

Cuarenta y cuatro días después, tras una intensa pesquisa dirigida por la
Oficina Federal de Investigaciones (FBI), los tres cadáveres, con muestras de palizas y acribillados a balazos, fueron recuperados en el embalse de una represa.

Killen estuvo entre las personas juzgadas por aquel crimen en 1967 bajo cargos federales de violación de los derechos civiles de las víctimas.
Un jurado compuesto únicamente por blancos les impuso en 1967 penas de 3 a 10 años de prisión.

Ray Killen fue, en cambio liberado, ya que una mujer del jurado se negó a «condenar
a un pastor». En 1998, más de 30 años después, uno de los condenados lo volvió a incluir en la causa, lo que permitió reabrir el expediente.

El jefe de Policía de Filadelfia,
Larry Myers, dijo que se han tomado «todas las medidas de seguridad, porque aquí estarán las familias del acusado, y los familiares de las víctimas». «Queremos que haya un ambiente seguro para todos», añadió Myers. «Para este caso hemos tomado más precauciones que para los demás.»

El empeño de los investigadores federales, sometidos al silencio hostil de la población local y a un calor sofocante, fue llevado a la pantalla en el thriller «Mississippi en llamas»
(1988) con Gene Hackman y Willem Dafoe.

Dejá tu comentario

Te puede interesar