Reino Unido: Boris Johnson anunció una cuarentena total para contener la nueva cepa de Covid-19

Mundo

El primer ministro británico anunció nuevas restricciones para combatir la pandemia y detalló que las escuelas primarias, secundarias y universidades de toda Inglaterra funcionaran de manera remota.

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció una nueva cuarentena total para combatir la pandemia frente al auge de una nueva cepa de coronavirus más contagiosa que incluirá el cierre de las escuelas.

Johnson dijo que una nueva variante más contagiosa del coronavirus se estaba propagando a gran velocidad y que era necesario tomar medidas urgentes para frenarla.

"En el momento en que les hablo esta noche, nuestros hospitales están bajo más presión por el Covid-19 que en cualquier otro momento desde el comienzo de la pandemia", señaló Johnson en un discurso televisado, en el que abandonó su enfoque regional para luchar contra la pandemia.

El mandatario detalló que ante el "riesgo de que los servicios de sanidad se vean superados", los ciudadanos deberán quedarse en casa salvo para cuestiones básicas a partir del miércoles y al menos hasta mediados de febrero.

Escocia había anunciado poco antes un confinamiento total desde medianoche y durante todo enero, mientras que Gales e Irlanda del Norte, las otras dos naciones de Reino Unido, ya estaban bloqueadas.

"Con la mayor parte del país ya bajo medidas extremas, está claro que juntos tenemos que hacer más para controlar esta nueva variante. Por lo tanto, debemos entrar en un confinamiento nacional, que es lo suficientemente duro para contener esta variante. Eso significa que el gobierno está ordenando una vez más que se queden en casa".

El nuevo confinamiento vendrá acompañado del cierre de las escuelas primarias, secundarias y universidades de Inglaterra que pasarán a funcionar de manera remota a partir de este martes, excepto para los hijos de trabajadores esenciales y los niños vulnerables.

Se estima que el tercer cierre nacional será hasta al menos el 15 de febrero. Podrán salir aquellos que tengan imposibilitado trabajar de manera remota y para hacer compras de alimentos y medicamentos esenciales.

Los locales minoristas y los hoteles que no sean esenciales deben permanecer cerrados. Mientras que los restaurantes pueden continuar con la entrega de comida para llevar.

Los diputados regresarán de sus vacaciones el miércoles para votar la medida, que entrará en vigor "cuanto antes", precisó, aunque pidió a la población empezar a aplicarla ya. Si las condiciones lo permiten, el gobierno espera poder comenzar a levantar las restricciones a mediados de febrero.

Los casos de Covid-19 han aumentado drásticamente en Reino Unido en las últimas semanas, impulsados por una variante nueva y más contagiosa del virus.

El domingo hubo casi 55.000 nuevos casos y en total han muerto ya más de 75.000 personas en el país, la segunda cifra más alta de Europa.

En tanto, un nuevo récord diario de contagios de coronavirus se registró en el Reino Unido, donde los casos en las últimas 24 horas alcanzan los 58.784, sobre un total de casi 430.000 hisopados efectuados ayer.

Durante una visita a un hospital para ver a las primeras personas que reciben la vacuna fabricada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca, Johnson dijo que el país se enfrentará próximamente a semanas "duras, duras".

Dejá tu comentario