Estados Unidos afina el lápiz para que las sanciones causen fuerte dolor a Rusia

Mundo

Tecnología, bancos, transferencias de dinero, deuda, gas y petróleo: Occidente busca impedir un desafío a la OTAN con una batería de acciones capaz de complicarle a Putin el frente económico.

Londres - Los países occidentales han amenazado con imponer nuevas sanciones financieras y económicas a Rusia si invade Ucrania, las que se sumarían a las vigentes desde que esta anexó la región de Crimea en 2014 y a las impuestas tras el envenenamiento del exespía Serguéi Skripal en el Reino Unido en 2018. A continuación, algunas de las nuevas sanciones que se estudian.

No más chips

La Casa Blanca le pidió a la industria de chips de Estados Unidos que esté preparada para nuevas restricciones a las exportaciones a Rusia si ese país ataca Ucrania, incluyendo el potencial bloqueo del acceso a los suministros electrónicos globales.

Individuos

Un proyecto de ley presentado por los demócratas del Senado estadounidense prevé la imposición de amplias sanciones a altos funcionarios del Gobierno y el Ejército rusos, incluido Vladímir Putin. Esto último fue confirmado por Joe Biden.

Finanzas

Algunos bancos estatales rusos de pequeño porte ya están sometidos a sanciones. Las opciones ahora incluirían el endurecimiento de las mismas o la ampliación de la lista de instituciones financieras sujetas a restricciones, lo que posiblemente incluiría a bancos privados profundamente integrados en el sistema financiero mundial.

Washington también podría apuntar al Fondo de Inversión Directa de Rusia, respaldado por el Estado.

Energía

Estados Unidos y la UE ya han impuesto sanciones a los sectores de la energía y la defensa de Rusia. La empresa estatal de gas Gazprom, su rama petrolera Gazpromneft y los productores de petróleo Lukoil, Rosneft y Surgutneftegaz enfrentan diversas restricciones a las exportaciones e importaciones y a la toma de deuda. Ahora, las sanciones podrían profundizarse y es una opción que se impida a las empresas a liquidar operaciones en dólares.

La dependencia de Europa del suministro energético ruso debilita la mano de Occidente a la hora de plantear sanciones en este sector.

Alemania dijo que podría tomar medidas punitivas en relación con el Nord Stream 2, un gasoducto recientemente terminado que va de Rusia a Alemania y que aún no ha obtenido la aprobación del regulador.

Desconexión

Una de las medidas más duras sería desconectar el sistema financiero ruso de SWIFT, que gestiona las transferencias internacionales y es usado por más de 11.000 instituciones en más de 200 países.

En 2012, SWIFT desconectó a los bancos iraníes cuando se endurecieron las sanciones internacionales contra Teherán por su programa nuclear. Irán perdió la mitad de sus ingresos por exportación de petróleo y el 30% del comercio exterior, según el centro de estudios Carnegie Moscow Center (ver nota aparte).

Deuda

El acceso a los bonos rusos se ha restringido cada vez más y las sanciones podrían endurecerse aun más, con la prohibición de negociar en el mercado secundario tanto los nuevos eurobonos como los nuevos bonos en rublos rusos, conocidos como OFZ.

En abril del año pasado, Biden prohibió a los inversores estadounidenses comprar nuevos bonos rusos en rublos por las acusaciones de intromisión en las elecciones.

Las sanciones impuestas en 2015 hicieron que la futura deuda rusa en dólares fuera inelegible para muchos inversores e índices clave. Las medidas han recortado la deuda externa de Rusia en un 33% desde principios de 2014, de 733.000 millones de dólares a 489.000 millones en el tercer trimestre de 2021.

Un menor endeudamiento mejora el balance de un país en la superficie, pero lo priva de fuentes de financiación que podrían contribuir al crecimiento económico y al desarrollo.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario