Rusia y Alemania chocan por una turbina clave para proveer gas a Europa

Mundo

Berlín exige información aduanera para hacer la entrega, pero Gazprom aduce que las sanciones de Occidente impiden el trámite.

El gigante estatal ruso Gazprom argumentó hoy que la restitución de una turbina del gasoducto Nord Stream, que provee suministro de gas a Europa, es "imposible" a causa de las sanciones por la invasión de Ucrania, algo desmentido categóricamente por el canciller de Alemania, Olaf Scholz.

"Las sanciones que rigen en Canadá, la Unión Europea (UE) y el Reino Unido, así como las inconsistencias de la situación actual con las obligaciones contractuales de Siemens hacen que esa entrega sea imposible", señaló la compañía rusa en un comunicado, refiriéndose al fabricante alemán de la turbina.

Los países europeos creen que Rusia busca un pretexto para retrasar la devolución de esta turbina y reducir aún más sus entregas de gas, en el contexto de las tensiones en torno a Ucrania.

Reacción de Alemania

El jefe de gobierno de Alemania, Olaf Scholz, acusó hoy a Rusia de ser responsable del bloqueo de la entrega de la turbina.

"No hay ninguna razón para que la entrega no se lleve a cabo", afirmó, en momentos en que el Kremlin cortó el volumen de sus suministros alegando la necesidad de esta turbina.

Moscú solo tiene que "proporcionar la información aduanera necesaria para su transporte a Rusia", dijo Scholz durante una visita a la fábrica de Siemens en Mühlheim an der Ruhr (oeste de Alemania), donde se encuentra la turbina.

Gazprom afirma que el equipamiento, que fue enviado de vuelta a Alemania tras ser reparado en Canadá, es esencial para garantizar el buen funcionamiento del gasoducto Nord Stream.

Rebaja en el suministro de gas

Rusia redujo las entregas en junio y julio, alegando que el gasoducto no podía funcionar normalmente sin la turbina.

Nord Stream, que según Gazprom tiene una capacidad de 167 millones de m3 al día, une Rusia con Alemania a través del Mar Báltico.

Es estratégico para el suministro de gas a toda Europa, especialmente a los alemanes, muy dependientes de los recursos energéticos rusos.

Dejá tu comentario