Sarkozy asumió la presidencia de Francia

Mundo

Nicolas Sarkozy asumió oficialmente como el 23 presidente de la República de Francia, informaron fuentes locales.

En su primera intervención como presidente, Sarkozy recordó el rol de sus predecesores Francois Mitterrand y Jacques Chirac, y destacó al "gran pueblo" de Francia.

Poco antes, el ex mandatario Jacques Chirac había dejado el Eliseo, en medio de los aplausos del personal del palacio, tras 12 años como presidente de la república.

Sarkozy prometió gobernar para "unir a todos los franceses" y "romper con el pasado" para crear una "democracia irreprochable".

"Pienso en la necesidad de creer en un futuro mejor que tanto se expresó en la campaña (...) Nunca tantos franceses sintieron una injusticia tan fuerte", recordó el conservador.

El nuevo jefe de Estado francés, elegido en las urnas el 6 de mayo, reafirmó los valores de su campaña como "la exigencia de orden", la "lucha contra el inmovilismo" y "la necesidad de resultados".

"Hay que romper con los comportamientos del pasado y el conformismo intelectual porque los problemas que tenemos que resolver son nuevos", agregó.

"Quiero dejar clara mi convicción de que cuando se sirve a Francia no hay bandos, sino la buena voluntad de todos aquellos que aman a su país y las competencias y las ideas de los que obran movidos por la pasión del interés general", aseguró el presidente, que desea formar un gobierno que incluya a figuras del centro y la izquierda.


Durante la ceremonia de investidura, el nuevo presidente estaba acompañado por su segunda esposa, Cecilia, de origen español, que lucía un elegante vestido color marfil, y el hijo de la pareja, Louis. Además estaban presentes los dos hijos del primer matrimonio del presidente electo, Pierre y Jean, y las dos hijas de la primera unión de su mujer.


En un gesto hacia su esposa, Sarkozy eligió como música oficial de esta ceremonia "Asturias", una pieza para piano del compositor español Isaac Albéniz, bisabuelo de la primera dama de Francia.


"A todos los que quieren servir a su país, les digo que estoy dispuesto a trabajar con ellos y que no les pediré que renuncien a sus convicciones, que traicionen a sus amistades y olviden su historia", agregó Sarkozy.


"Defenderé la independencia y la identidad de Francia. Velaré por el respeto de la autoridad del Estado y por su imparcialidad. Me esforzaré en construir una República fundada en derechos reales y una democracia irreprochable", garantizó el nuevo presidente.


Además, Sarkozy prometió luchar por "una Europa que protege", por la Unión de Mediterráneo y el desarrollo de Africa.


"Haré de la defensa de los derechos humanos y de la lucha contra el calentamiento del planeta las prioridades de la acción diplomática de Francia en el mundo", concluyó.

Dejá tu comentario