Se normalizan en Europa el 80% de los vuelos

Mundo

El organismo no oficial de control aéreo europeo, Eurocontrol, anunció que los cielos de Europa están de nuevo abiertos en todo el continente, excepto en algunas zonas muy puntuales, y que el tráfico aéreo se reanudará el jueves casi en su totalidad después de una semana colapsado.

El organismo sostuvo que un 80 por ciento de los vuelos previstos -22.500 de usualmente 28.000- pudieron operar el miércoles y anticipó que el jueves despegarán o aterrizarán "casi un 100 por ciento".

Sin embargo, un aeropuerto como el de Fráncfort, el mayor de Alemania, funcionó sólo a media capacidad en el primer día de apertura del tráfico aéreo en el cielo alemán. En esta primera jornada estaban previstos sólo 700 vuelos, cuando la cifra normal en ese aeropuerto es de 1.400, comunicaron sus portavoces.

El martes ya se había levantado en la mayor parte de Europa una restricción que el día anterior se había extendido por el este hasta el mar Negro.

La nueva normativa de la Unión aprobada el martes permitió reducir las zonas de prohibición de vuelo y, a partir de ahora, sólo continuarán cerradas aquellas áreas en las que se supere una determinada concentración de ceniza, medida por los satélites.

Mientras, un portavoz del Instituto Meteorológico en Reykjavik dijo que el volcán islandés Eyjafjalla disminuyó su actividad y arroja cada vez menos cenizas a la atmósfera.

La nube de humo y cenizas del volcán, que en los últimos días colapsó el tráfico aéreo en toda Europa, tiene ahora una altura máxima de tres kilómetros, añadió. Desde allí se dirige en dirección sureste hacia Reino Unido.

La actividad sísmica del volcán apenas presentó cambios, casi una semana después de su entrada en erupción. El cercano -y mayor- volcán Katla se mantiene completamente tranquilo.

Según datos de Eurocontrol, más de 100.000 vuelos fueron cancelados en los seis días de restricciones al tráfico aéreo en Europa debido a la nube de ceniza volcánica.

En tanto, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) informó en Ginebra que las pérdidas ocasionadas a las aerolíneas por la suspensión del tráfico aéreo en Europa a causa de la nube de cenizas volcánicas ascienden hasta el momento a unos 1.700 millones de dólares (1.270 millones de euros).

El presidente de la IATA, Giovanni Bisignani, criticó además con dureza la prohibición de vuelos en varios países europeos.

"El espacio aéreo fue cerrado sobre la base de modelos teóricos, no de hechos. Los vuelos de prueba de las compañías aéreas demostraron que esos modelos eran incorrectos", señaló Bisignani.

En los tres días con la mayor suspensión de vuelos, agregó, entre el 17 y el 19 de abril se registraron pérdidas de unos 400 millones de dólares diarios.

La decisión temporal de dividir las zonas aéreas en tres categorías de acuerdo con el grado de peligro por la ceniza volcánica fue correcta, dijo también Bisignani, aunque lamentablemente no fue aplicada por todos los Estados.

El presidente de la IATA calificó el proceso para tomar las decisiones a nivel europeo de ineficaz y demasiado lento. Pasaron cinco días hasta que los ministros de Transporte europeos intercambiaron opiniones en una videoconferencia, apuntó.

Dejá tu comentario