Serio: revelan que Irán tiene manual para bombas atómicas

Mundo

La pesadilla de Occidente pareció ayer hacerse realidad. La agencia de control nuclear de la Organización de las Naciones Unidas dijo que el gobierno iraní tiene ya bocetos para fabricar armas atómicas. ¿Cuánto limitará a Estados Unidos a la hora de lidiar con esta amenaza el recuerdo de los informes falsos sobre los arsenales de Saddam Hussein?

Viena (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) aseguró en su último informe sobre Irán, difundido ayer, que ese país dispone de un manual de instrucciones para la «fabricación de compuestos de armas nucleares», lo que agudizó el conflicto con la comunidad internacional.

Asimismo, el organismo nuclear de la ONU señaló en el documento reservado, que Irán se niega a proveer información sobre «experimentos relacionados con explosivos de alta calidad que podrían tener una dimensión nuclear militar».

El informe, elaborado por el subdirector de la AIEA para Salvaguardas, Olli Heinonen, será presentado mañana a la Junta de Gobernadores del organismo, que en una reunión de emergencia podría enviar el «dossier» iraní al Consejo de Seguridad de la ONU, órgano con poderes para dictar sanciones (ver vinculada).

Los inspectores de la AIEA pudieron acceder a 60 páginas de información de las cuales 15 contienen «una descripción de los procedimientos para reducir gas UF6 en pequeñas cantidades y el moldeo de uranio enriquecido y empobrecido en formas redondas, relacionado con la fabricación de compuestos de armas nucleares».

Irán no permitió a los inspectores sacar copias de esos documentos, aunque se logró un acuerdo para sellar la documentación con precintos de la AIEA. Irán aseguró que no pidió ese manual y que nunca lo usó.


Un diplomático cercano a la AIEA dijo en Viena que esas instrucciones, obtenidas por Irán a través del mercado negro nuclear del científico paquistaní Abdul Qadeer Jan, «no tienen otro propósito que fabricar armas nucleares».

La fuente, familiarizada con el contenido del documento reservado, aseguró además que la AIEA «sigue sin poder establecer una conclusión sobre la naturaleza del programa nuclear de Irán».

«Los inspectores necesitan más información. No saben si las declaraciones de Irán son completas», añadió el diplomático bajo la condición del anonimato debido a la delicadeza del asunto.

• Confirmación

Además, los inspectores de la AIEA, que estuvieron en Irán la semana pasada, confirmaron que la República Islámica inició algunos trabajos en la planta de enriquecimiento de uranio de Natanz, en el centro del país persa.

A su vez, Teherán empezó, tal y como había anunciado hace tres semanas, con algunos trabajos de investigación científica a pequeña escala de su programa de combustible nuclear que se produce con uranio enriquecido. Ese material es tan sensible porque tiene
aplicaciones tanto civiles como militares.

Por otra parte, la AIEA señaló que sus inspectores pudieron visitar el terreno de la ex instalación nuclear de Lavizan, al norte de Teherán, donde tomaron muestras medioambientales, que serán analizadas en las próximas semanas. Ese lugar fue demolido y aplanado en 2004 antes de que los inspectores de la ONU lo pudiesen visitar.

El organismo señaló que Irán trató de adquirir para Lavizan una serie de equipos de doble uso (militar y civil), que sirven también para enriquecer uranio. Teherán aseguró que el destino no era el centro nuclear sino un laboratorio de una universidad en el país, dirigida por un profesor, miembro del Ejército iraní, que además trabajaba en Lavizan. La AIEA pidió entrevistar a ese experto para conocer el alcance y la naturaleza de los experimentos nucleares que quería llevar a cabo, pero Irán rechazó la solicitud.

Dejá tu comentario