Tambalea en Perú un segundo ministro de Castillo

Mundo

Lima - El ministro de Trabajo peruano, Iber Maraví, puso su cargo a disposición del presidente, Pedro Castillo, pero aseguró que no ha presentado “ninguna carta de renuncia” después de que la oposición reclamara su salida del cargo tras revelaciones de la prensa sobre sus presuntos vínculos con la guerrilla Sendero Luminoso.

En diálogo con medios de comunicación al salir anoche del Palacio de Gobierno, Maraví dijo que espera que el mandatario “no le de la razón a la ultraderecha”.

El mandatario de izquierda deberá definir ahora si pierde a un segundo colaborador tras el despido el 18 de agosto del entonces canciller, Héctor Béjar, caído en desgracia al trascender una declaración de 2020 crítica de la Armada peruana.

El ministro aparece en un informe policial del 2004 –cuando era dirigente del sindicato docente– en el que se lo denuncia por terrorismo en el departamento de Ayacucho, en el marco de protestas estudiantiles. Según el informe, los hechos en los que habría participado generaron “zozobra, alarma y terror dentro de la población ayacuchana, habiéndose cumplido con ellos el primer presupuesto legal del delito de terrorismo”.

Según documentos policiales de la época (inicios de la década del 80) dos presuntos senderistas lo mencionaron como miembro del grupo.

“Efectivamente (el presidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido) me recomendó presentar mi renuncia al cargo, sin embargo, mi persona no ha presentado ninguna renuncia. Más bien lo que acabo de hacer ahora es poner a disposición mi cargo ante el presidente quien, como jefe de Estado, tendrá que evaluar y decidir lo que él crea pertinente”, sostuvo Maraví.

Dejá tu comentario