Terror: asaltan parrilla y matan a dueño e hijastro

Mundo

El dueño de una parrilla y el hijo de su pareja fueron asesinados a balazos por tres delincuentes que asaltaron el local del barrio de Colegiales. Los delincuentes fueron detenidos por la Policía tras un enfrentamiento armado.
En el momento del asalto, no había clientes porque se celebraba el cumpleaños del hijastro del dueño del local, por lo que en el lugar había cerca de unas treinta personas, entre amigos y familiares.

  • Víctimas

  • El cruento episodio se produjo en el local gastronómico ubicado en la avenida Forest 1399. Las víctimas fueron Ignacio Bareiro, de 48 años, y su hijastro Jorge Almada, de 26. Los asesinatos fueron observados por varios niños que asistían a la fiesta, entre los que se encontraba la hija de Almada, de apenas cuatro años.

    Uno de los delincuentes, un chileno de 19 años, había sido excarcelado una semana atrás por decisión de la Cámara del Crimen, tras el pago de una fianza de 400 pesos. El sujeto había sido detenido el 7 de abril pasado por un asalto a mano armada y posterior tiroteo.

    En primera instancia, la jueza de instrucción María Gabriela Lanz le había negado la excarcelación, por lo que sus abogados recurrieron a la Cámara del Crimen porteña, que decidió su libertad.

    En tanto, los otros dos detenidos son un hombre de 34 años y un adolescente de 17, quienes habrían cometido otros asaltos en la zona. Los delincuentes, además de balear a las víctimas fatales, también hirieron de un culatazo en la cabeza al hijo del parrillero, Rubén Bareiro, un joven de 19 años, que debió ser hospitalizado, aunque horas después fue dado de alta.

    Todo se inició cuando dos de los delincuentes lograron introducirse en el lugar durantela fiesta y amenazaron a los presentes con sus armas, para obligarlos a arrojarse al suelo. En ese momento, Ignacio Bareiro, quien se encontraba en el baño, apareció en escena y al parecer asustó a los delincuentes, que a esa altura ya se habían apropiado de varias billeteras y objetos personales de los presentes. Según el testimonio de su hijo Rubén, uno de los delincuentes gritó «tirale», tras lo cual lo asesinaron de un balazo en el pecho.

    Enseguida, varios de los comensales se abalanzaron sobre los asaltantes y lograron desarmar a uno de ellos. Fue allí cuando Jorge Almada también fue herido de dos disparos, mientras que Rubén resultó agredido de un culatazo, que le provocó una herida en la cabeza.

  • Persecución

    Uno de los delincuentes fue perseguido por los asistentes a la fiesta, aunque logró escapar junto a su cómplice, quien realizó varios disparos. Los asaltantes retrocedieron algunos metros y abordaron un taxi donde los estaba esperando un cómplice.

    Los dos jóvenes fueron trasladados al hospital Tornú, donde Almada murió momentos más tarde.

    En tanto, efectivos de la Comisaría 37 de la Policía Federal, que acudieron a la zona luego del llamado de uno de los presentes en el cumpleaños, realizaron un rápido operativo cerrojo.

    Según explicó el comisario Julio Fernández, los delincuentes fueron interceptados a unas 15 cuadras del lugar, en el vecino barrio de Parque Chas. Los ladrones se resistieron a tiros, aunque finalmente fueron reducidos.

    Fernández señaló que «no hay ningún tipo de dudas» sobre la participación de los detenidos en el asalto, ya que se secuestraron en el taxi algunosde los elementos robados en la parrilla.

    Los detenidos -el joven chileno de 19 años, el menor de 17 y el «taxista», de 34-quedaron imputados por «robo a mano armada seguido de homicidio», «homicidio» y «resistencia a la autoridad».

    El jefe policial indicó que el joven chileno tenía graves antecedentes policiales, como el haber participado este año de «un fuerte enfrentamiento con efectivos de otra seccional».
  • Dejá tu comentario