Toque de queda en Beirut tras un día de graves choques

Mundo

Beirut (AFP, Reuters, ANSA, EFE) - Al menos 4 personas murieron y 152 resultaron heridas ayer en el Líbano en nuevos enfrentamientos entre activistas a favor y en contra del gobierno del primer ministro, Fuad Siniora, por lo que la ciudad de Beirut quedó bajo toque de queda desde anoche hasta la mañana de hoy.

Además, para intentar evitar posibles nuevos enfrentamientos tras los que ayer se iniciaran con una pelea entre estudiantes en la Universidad Arabe, el ministro de Educación, Jaled Kabbani, anunció el cierre de todas las escuelas y universidades de Líbano hasta el lunes.

El estallido de violencia, de una intensidad sin precedentes entre sunitas y chiitas desde el fin de la guerra civil (1975-1990), se produjo 48 horas después de una huelga general decretada por la oposición, que derivó también en episodios sangrientos.

  • Donación

    Al tiempo que la agitación y los disturbios se apoderaban de las calles de Beirut, la comunidad internacional renovaba su apoyo a Siniora y aprobaba una donación de u$s 7.600 millones a Líbano (ver vinculada).

    Desde la capital francesa, Siniora llamó a la «sabiduría» de los libaneses, al solicitarles el «rechazo a la escalada» de la violencia.

    Hassan Nasrallah, líder del partido chiita Hizbollah, que encabeza la oposición al gobierno, llamó a sus partidarios a respetar el toque de queda y a acatar las órdenes del ejército, que se desplegó masivamente en la capital.

    La calma parecía reinstaurarse ayer al anochecer en Beirut, donde los soldados, apoyados por tanques, empezaron a patrullar las calles e instauraron puestos de control.

    Decenas de vehículos calcinados humeaban en las calles desiertas tras el llamamiento a la calma, lanzado tanto por los dirigentes de la mayoría parlamentaria antisiria como de la oposición, próxima a Damasco.

  • Comienzo

    Los enfrentamientos se iniciaron en la Universidad Arabe, en el sur de Beirut, cuando un grupo de estudiantes de los grupos opositores chiitas Amal y Hizbollah -pro sirios- se enfrentaron con piedras y palos a seguidores del pro gubernamental Corriente de Futuro, que busca liberar al país de la tutela de los extremistas y de Damasco.

    La pelea se extendió después a los barrios limítrofes, en particular, a Tariq Jadide, y en otros sectores poblados por sunitas y chiitas, donde jóvenes violentos incendiaron vehículos y neumáticos, lo que provocó una gran humareda negra.

  • Disparos

    Centenares de soldados sobre el terreno dispararon al aire para tratar de separar a los manifestantes, quienes respondieron con nuevas pedradas.

    En la capital, sólo los médicos, farmacéuticos, panaderos y periodistas tuvieron permiso para circular durante el toque de queda, el primero desde el 29 de febrero de 1996, cuando se decretó uno durante once horas para evitar manifestaciones sindicales.

    Choques similares estallaron el pasado martes en el país, durante la jornada de huelga general organizada por la oposición apoyada por Damasco y Teherán, para reclamar la dimisión de Siniora.

    Esos enfrentamientos dejaron tres muertos en el norte del Líbano y 133 heridos.
  • Dejá tu comentario