Trágico accidente en Alemania: cayó techo sobre pista de patinaje

Mundo

Al menos cinco muertos y 30 heridos causó hoy el derrumbe del techo del pabellón deportivo de Bad Reichenhall, en los Alpes bávaros, pero los desaparecidos entre los restos caídos en la pista de hielo hacen temer una tragedia mayor.

Uno de los menores muertos en la pista de patinaje tenía 12 años y el otro era más pequeño, precisó un portavoz.

Una veintena de personas que se encontraban en la pista de patinaje se encuentran desaparecidas y entre 20 y 25 están heridas de diversa consideración, según la misma fuente.
  
"Nos esperamos lo peor", declaró un portavoz de la policía.
  
Según los socorristas de la Orden de Malta, las víctimas yacen sobre el hielo y deben sufrir de hipotermia.
  
Debido al peligro de derrumbe del techo y a petición de la alcaldía, el equipo junior de hockey sobre hielo local anuló su entrenamiento en la pista de patinaje una media hora antes de que se produjese el accidente, pero el centro permaneció abierto al público.
  
Uno de los dirigentes del club, Petra Rumpeltes, declaró que "no entiende por qué no se cerró la sala".
  
Las autoridades han declarado una alerta por catástrofe en toda la región de Berchtesgaden, donde se encuentra Bad Reichenhall, cuyas calles están cubiertas por unos treinta centímetros de nieve.
  
"La situación es catastrófica", dijo una portavoz de la Cruz Roja bávara.
  
Unos 300 socorristas han sido enviados a esa región, fronteriza con Austria, para las tareas de salvamento, que podrían durar toda la noche debido a que avanzan lentamente y los equipos no alcanzan a tener una visión de conjunto de las necesidades.
  
El accidente en la pista de patinaje se produjo a las 16H00 (15H00 GMT), cuando unas cincuenta personas se encontraban en el lugar, y aunque no han sido determinadas las causas se sospecha que fue ocasionado por las fuertes nevadas.
  
Las autoridades han decidido enviar grúas especiales para levantar el techo pero tardarán en llegar debido al caos reinante en las carreteras, con el tráfico paralizado y largas colas de automóviles y camiones.
  
La pista de patinaje de Bad Reichenhall, construida en la década de 1970, formaba parte de un centro de ocio con piscina y canchas de tenis.
  
Cerca de donde tuvo lugar la catástrofe, otras dos personas fueron encontradas muertas y otra está desaparecida tras haber quedado sepultadas por un alud.
  
La avalancha de nieve arrastró a un grupo de diez senderistas, de los que siete lograron salir a la superficie por sus propios medios y avisar a los equipos de socorro.
  
Durante los últimos días cayó mucha nieve sobre los Alpes bávaros y los pronósticos anuncian fuertes nevadas para el martes.
  

Dejá tu comentario