Un musulmán será ministro en Israel por primera vez

Mundo

Jerusalén (AFP, EFE) - El gobierno de Israel nombró ayer a un árabe musulmán como miembro del gabinete por primera vez en la historia del Estado hebreo, a pesar de la oposición de los nacionalistas duros y de algunos legisladores árabes.

Ghaleb Majadleh, de 53 años, diputado del Partido Laborista (centroizquierda), fue designado ministro sin cartera en el gobierno de coalición del primer ministro Ehud Olmert. Majadleh, un veterano dirigente sindical, afirmó que su nombramiento es un paso histórico en las relaciones entre los judíos y la minoritaria comunidad árabe en Israel.

«El nombramiento del primer ministro árabe es una señal a los ciudadanos árabes de Israel para conducir a los árabes hacia la igualdad social y política», declaró.

Todos los miembros del gabinete, exceptuando al ultranacionalista ministro de Asuntos Estratégicos, Avigdor Lieberman, votaron a favor de su designación, de acuerdo con una fuente gubernamental.

En 2001, Salah Tarif, miembro de la minoría drusa, fue elegido ministro sin cartera, pero renunció poco después, al ser procesado por corrupción. En diciembre de 2003, fue condenado.

Majadleh y fuentes vinculadas a Olmert dijeron que ambos habían acordado que Majadleh recibirá una cartera dentro de algunas semanas, probablemente la del recién creado Ministerio de Ciencia, Cultura y Deportes.

«Ha llegado la hora de que haya un ministro árabe en nuestro gabinete. Yo saludo esta decisión», dijo a la «AFP» el viceprimer ministro, Shimon Peres, quien podría ser elegido presidente por el Parlamento si se confirma una salida definitiva de Moshe Katzav.

  • Celebración

    El ministro de Inmigración, Zeev Boim, sostuvo que la designación de Majadleh es «un día de celebración para el Estado de Israel y especialmente para la minoría árabe».

    Sin embargo, varios legisladores árabes denunciaron el nombramiento de Majadleh, que reemplaza al ex ministro de Cultura Ophir Pines-Paz. Este último renunció en octubre, en protesta por el ingreso al gobierno de Lieberman.

    «No es lógico que un ministro árabe ocupe el lugar de un ministro judío que dejó el gabinete y renunció en protesta por el racismo», declaró el diputado Mohammad Barakei, del Partido Hadash (comunista).

    «Majadleh no es un ministro árabe, es un ministro laborista y firmará todas las políticas que discriminan a los árabes», agregó.

    El líder laborista Amir Peretz, quien enfrenta una dura batalla para permanecer al frente del partido, había presionado para que Majadleh fuera nombrado, en lo que muchos consideran una maniobra para aumentar el apoyo de los miembros árabes en previsión de la elección de la jefatura de esta formación en mayo.

    Majadleh es un veterano dirigente sindical de Baka al-Gharbiya, una aldea árabe que se encuentra junto al límite entre Israel y Cisjordania ocupada. Tiene cuatro hijos y fue elegido para integrar el Parlamento unicameral (Knesset) por primera vez en 2003.
  • Dejá tu comentario