Rusia se jacta de tener muchos compradores ante un inminente embargo petrolero de la Unión Europea

Mundo

Moscú "dejará que Occidente explique por qué se empobrece más" al pagar a terceros países por la energía, dijo el canciller Lavrov.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, afirmó este miércoles que el país tiene "suficientes compradores" de recursos energéticos "incluso sin los países occidentales", en el marco del posible embargo petrolero que discute la Unión Europea (UE) como represalia a la invasión de Ucrania.

Lavrov aseguró que Moscú "trabajará" con estos compradores y dijo que dejará que "Occidente pague mucho más de lo que paga a Rusia" por los recursos energéticos que tendrá que comprar a terceros países.

"Dejaremos que explique a su población por qué van a empobrecerse más", agregó en una conferencia de prensa desde la capital de Omán, Mascate.

El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, reconoció "dificultades" para cerrar un acuerdo sobre el sexto paquete de sanciones contra Rusia por la invasión de Ucrania que incluya el veto a la importación de petróleo ruso, aunque señaló al próximo lunes para culminar la ronda de sanciones.

Hungría mantiene sus reservas sobre la idea de imponer un veto al petróleo ruso y la propia presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, viajó este lunes a Budapest para negociarlo.

La propuesta de la Unión Europea prevé un embargo a todas las importaciones de petróleo ruso por cualquier vía, con un periodo de transición de seis meses en el caso del crudo y de ocho para los productos refinados.

La excepción prevista para que Hungría y Eslovaquia pudieran retrasar un año su aplicación complicó las negociaciones porque el plazo resultaba insuficiente a ojos de estos países, que quieren retrasarlo hasta 2024, y porque otros socios pidieron ese trato diferenciado, algo que República Checa ha logrado ya consolidar en el texto para sí.

Por otra parte, Lavrov insistió en que Rusia no busca una guerra en Ucrania, si bien destacó las "declaraciones occidentales sobre la necesidad de derrotar" a Moscú.

"Si le preocupan las perspectivas de una guerra en Europa, no queremos eso en absoluto", señaló el jefe de la diplomacia rusa, quien incidió en que "es Occidente el que insiste constantemente en que en esta situación es necesario derrotar a Rusia". "Saquen sus propias conclusiones", subrayó.

Dejá tu comentario