Viejo adversario recibe a un amigo

Mundo

Jerusalén (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - La dinámica de la política israelí derivó en una alianza impensable durante cinco décadas de trayectoria pública de Shimon Peres y Ariel Sharon. El veterano militante del Partido Laborista, derrotado recientemente en elecciones internas, anunció que se suma a la nueva formación creada por el primer ministro, de cara a los comicios previstos para marzo de 2006.

En un discurso transmitido en directo por todos los canales de radio y televisión de Israel, el Premio Nobel de la Paz 1995 informó de su alejamiento del laborismo y explicitó su apoyo a Sharon, a quien calificó como la persona preparada para guiar una coalición de paz y seguridad.

«Esta es para mí una jornada muy difícil. Me pregunté cuál es la cosa más importante para Israel en este momento y en los próximos años y no tengo dudas de que es inevitable el binomio paz y progreso en el proceso político», dijo el dirigente.

El martes, Peres había reconocido públicamente en una entrevista con la televisión pública israelí que estaba considerando su alejamiento del laborismo y un eventual apoyo a Kadima (Adelante), la fuerza creada hace una semana por Sharon, quien se alejó de su partido por la fuerte oposición interna al plan de retirada de las colonias de Gaza, uno de los territorios más pobres del mundo que un millón de palestinos compartían con algo más de 8.000 colonos.

El primer ministro Sharon puso en marcha una campaña de adhesiones con la que ya consiguió sumar a varias figuras del Likud y del laborismo, quienes integrarán las listas del Kadima al Parlamento.
Entre ellas se encuentra la influyente directora general del Ministerio de Educación, Ronit Tirosh, quien ayer anunció que abandonaba el Likud.

Con su decisión, Peres rompió, a los 82 años, con 46 de militancia en partidos laboristas. El eterno soñador de un « nuevo Oriente Medio» y a la vez frecuente perdedor de la política israelí, ha ocupado todos los puestos de la administración pública, con la excepción de uno, el de presidente, que perdió en 2000 ante el actual jefe del Estado,
Moshe Katzav.

Su vida pública la inició desde las filas de la clandestina e independentista organización judía Haganá, pero su salto a la política lo dio desde el Ministerio de Defensa, cuando siendo director general gestó una alianza con Francia que convirtió a Israel en una potencia militar.


Fue dos veces primer ministro. Entre 1984 y 1986, y después entre 1995 y 1996, tras el asesinato de
Isaac Rabin. Con éste y con el fallecido líder palestino Yasser Arafat lanzaron en 1993 el proceso de paz de Oslo, que les valió a los tres el Premio Nobel de la Paz un año después.

Peres fue desplazado hace un mes en la conducción del laborismo por el joven
Amir Peretz, quien intenta impulsar a la izquierda partidaria desde que asumió el liderazgo de la agrupación. Peretz combinó sus listas con pacifistas de izquierda y promueve un ambicioso acuerdo de paz, no tolerado en esos términos por la nueva dupla Sharon-Peres.

Dejá tu comentario