La territorialidad al poder

Municipios

Son 18 los intendentes bonaerenses que dejaron sus distritos desde 2019. Los jefes comunales pegaron el salto a Nación, Provincia, CABA y la Legislatura. Por qué los buscan y cuál será su aporte. La reelección como escenario de fondo.

Cuando fue presentado el pasado 6 de diciembre de 2019 como parte del Gabinete que acompañaría a Alberto Fernández durante su Gobierno, Gabriel Katopodis nunca pensó que sería el primero de una larga lista de intendentes bonaerenses que pedirían licencia en sus distritos para pegar el salto al Ejecutivo nacional.

En aquel momento, el representante de General San Martín había sido el único intendente en ser convocado para sumarse al Gobierno nacional. Dos años después la lista creció, se ramificó y, al parecer, podría sumar sorpresas con el correr del tiempo.

Las explicaciones son varias. Y pese a que la marea crítica se detiene solo en contar cómo, con esta acción, los jefes comunales evitan la ley que prohíbe la reelección indefinida para, en caso de requerirlo, poder presentarse en 2023 pese a ya tener dos mandatos consecutivos, hay una parte de la verdad que tiene otro carril. Pero antes, mejor graficar con números. Desde hoy serán 18 los jefes comunales que habrán dejado sus cargos para pasar a formar parte de Nación, Provincia, CABA o la Legislatura bonaerense. Un porcentaje importante si se tiene en cuenta que son 135 los distritos bonaerenses.

Como ya se mencionó, Katopodis fue el primero, pero no el único. A él le siguieron distintos dirigentes de peso que se fueron acomodando en diversos ministerios. Incluso en Obras Públicas, donde el sanmartinense tiene como número a Santiago Maggioti (Navarro).

intendentes.jpg

La lista sigue y todos se encuentran ubicados en tres ministerios: Desarrollo Social, Transporte y Desarrollo Territorial y Hábitat. Al frente del primero se encuentra Juanchi Zabaleta (Hurlingham). En el segundo, liderado por Alexis Guerrera, entraron Francisco Echarren (Castelli), Ariel Sujarchuk (Escobar) y Cecilio Salazar (San Pedro). Mientras que el último, comandado por Jorge Ferraresi (Avellaneda), también tiene en sus filas a Osvaldo Cáffaro (Zárate).

“Creo, siempre pensando en mi comunidad, que es la mejor decisión. Me siento orgulloso de que el ministro Ferraresi me haya tenido en cuenta. Agradezco a mi equipo y a la comunidad porque, en definitiva, uno está acá por ellos...”, aseguró Cáffaro en las últimas horas.

En total la Nación tiene 8 jefes comunales bonaerenses de los 18 que pegaron el salto. ¿Pero dónde están los otros? Buenos Aires agrupa a cuatro: el jefe de gabinete Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), el ministro de Infraestructura Leo Nardini (Malvinas Argentinas), quien tiene a su cargo a los funcionarios Hernán Y Zurieta (Punta Indio) y Héctor Olivera (Tordillo).

CASCALLARES.jpg
Mariano Cascallares (Almirante Brown)

Mariano Cascallares (Almirante Brown)

“Nuestro desafío es seguir adelante con lo que se venía desarrollando. La mayoría de este tramo de Axel como gobernador fue bajo la pandemia y eso ralentizó e hizo complejo llevar adelante mucho de lo pensando. Sin embargo se hizo un gran trabajo. A los compañeros que ocuparon estos roles previamente hay que reconocerles el mérito de haber desarrollado muchas acciones con todo lo que había dejado en contra Vidal y las limitaciones que arrojó la pandemia. Su trabajo tiene un valor agregado. Recordemos que todos vaticinaban que el Conurbano iba a explotar y nada de eso pasó”, le dijo a este diario Nardini tras su asunción.

A los 12 mencionados se suma el único dirigente opositor que consiguió un puesto fuera de la órbita provincial: Jorge Macri. El intendente de Vicente López asumió como ministro de Gobierno de CABA como parte de un acuerdo que había cerrado en la previa de las PASO con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para allanarle el camino a Diego Santilli en su candidatura para ser diputado de la Nación por la Provincia.

“Me sumo a este equipo con mucho entusiasmo y con la confianza de saber que hay un equipo consolidado en Vicente López después de 10 años de gestión”, sostuvo Macri.

A todos ellos a partir de hoy se le sumarán 5 jefes comunales más: 3 por el Frente de Todos y 2 por Juntos. La tríada oficialista tiene línea directa con Insaurralde y responden a la liga de intendentes que lidera el lomense. Se trata de Mariano Cascallares (Almirante Brown) y Alejandro Dichiara (Monte Hermoso) para la Cámara baja y Walter Torchio (Carlos Casares) para la Cámara alta. Por la oposición asumirá la senadora electa Érica Revilla (General Arenales) y el diputado electo Claudio Rossi (Rojas).

ALEJANDRO DICHIARA.jpg
Alejandro Dichiara (Monte Hermoso)

Alejandro Dichiara (Monte Hermoso)

De esta manera serán 15 los intendentes del Frente de Todos que pidieron licencia para pagar un salto; mientras que hay tres que responden a Juntos: dos radicales y uno del PRO.

“Cómo representante de los intendentes en la Cámara baja tenemos que representar eso. Nosotros los intendentes creemos en la política, estamos convencidos de que la política es la herramienta de transformación para solucionar los problemas de la gente y la ejercemos con convicción, intentamos todos los días estar permanentemente buscando soluciones y entendiendo que no se puede dejar conforme a todo el mundo pero que hay que ir avanzando en los temas. Más que un trabajo legislativo me veo haciendo mucho territorio, mucha recorrida por los 22 distritos de la sexta, diálogos con los referentes y tratar de ser un poco el nexo entre los municipios y la provincia y nación, en una sección tan diversa y compleja como la que me toca”, cerró Dichiara.

Vía libre

Vale recordar que en las últimas horas, la Justicia bonaerense falló en favor de los intendentes y suspendió de manera cautelar la ley que imposibilitaba a los jefes comunales pelear por una nueva reelección. El juez Jorge Aníbal Ocampo, titular del Contencioso Administrativo 1 de San Martín, suspendió la aplicación del artículo 7 de la ley que limita las reelecciones y también su decreto reglamentario.

Ese artículo dispone que el período vigente al momento de la sanción de la ley será contado como “primer período” a los efectos de limitar la reelección tanto de intendentes como de legisladores provinciales y concejales. Es exactamente la interpretación que los intendentes buscaban forzar a través de una ley presentada por el legislador peronista Walter Abarca.

ERICA REVILLA.jpg
La senadora electa Érica Revilla (General Arenales).

La senadora electa Érica Revilla (General Arenales).

La otra cara de la verdad

Como fue mencionado más arriba no todos los intendentes tienen como objetivo central dejar abierta la posibilidad de presentarse en 2023. Es cierto que de los 18 hay 17 que tendrían imposibilitada la posibilidad de volver a presentarse debido a que ya fueron elegidos al menos dos veces seguidas para representar al municipio: el único que no está en esta situación es Dichiara, quien podría volver a presentarse sin problemas en 2023.

Sin embargo, no deja de ser verdad que los intendentes también fueron elegidos desde Nación, Provincia y CABA, incluso a nivel partidario para representar a ambos frentes en la Legislatura, por la territorialidad que le aportan sobre todo a Nación y Provincia, cuyos primeros mandatarios llegaron al poder sin haber tenido una experiencia ejecutiva.

En otras palabras, por la capacidad para resolver y entender las distintas problemáticas que se presentan en los distritos. Y es que, teniendo en cuenta que en el país hay más de 2.400 municipios, es necesario para todo gobierno nacional tener aceitado el diálogo con los distritos para poder generar todas las acciones necesarias y que tengan impacto directo en la comunidad.

Lo mismo a nivel provincial, entendiendo que son 135 las localidades bonaerenses.

Temas

Dejá tu comentario