Nación blinda frontera norte por pedido de Salta

Nacional

Alberto Fernández aceptó solicitud de gobernador Sáenz tras ataque a gendarmes en Salvador Mazza.

El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, anunció ayer que el Gobierno nacional autorizó al Ejército a reforzar los controles en los límites con Bolivia, como medida de prevención ante el avance de la pandemia de coronavirus en el país vecino. El mandatario había dirigido un día antes una carta al presidente Alberto Fernández en la que pedía un endurecimiento de la presencia en la frontera.

El visto bueno de la Casa Rosada a los ruegos del salteño se dan en paralelo al ataque a dos gendarmes en la localidad fronteriza de Salvado Mazza, presuntamente perpetrado por policías que escoltaban a un grupo de unos treinta contrabandistas.

“De acuerdo a lo que le solicitamos al gobierno nacional, se autorizó la presencia de efectivos del Ejército Argentino en la frontera de nuestra provincia”, anunció Sáenz, desde su cuenta en la red social Twitter.

“Cuando está en riesgo la salud, no podemos dudar”, dijo el gobernador, quien puntualizó que las tareas de seguridad y defensa se harán coordinadamente entre el Ejército, Gendarmería Nacional y la Policía de Salta.

Asimismo, explicó que “hay una situación de angustia, especialmente en Salvador Mazza, Aguas Blancas y Los Toldos”, por la difícil situación sanitaria de Bolivia, cuyo sistema de salud está colapsado por la cantidad de contagios.

El gobernador indicó que, en el caso de la ciudad boliviana de Yacuiba, que limita con Salvador Mazza, “hay más de 25 kilómetros de frontera y más de 60 pasos clandestinos e ilegales”, lo que dificulta mucho los controles. Justamente, en uno de ellos se desencadenó el enfretamiento entre los ingresantes ilegales y los gendarmes, sin detenidos. Éstos lanzaron objetos contundentes para sortear los controles de los efectivos, que habían realizado disparos intimidatorios al aire.

“Lo mismo sucede con Aguas Blancas, en Orán, donde los cruces por el río Bermejo se hacen en Chalana, y Los Toldos, al que hay que ingresar vía Bolivia”, detalló Sáenz. Para el gobernador, el tema de la doble nacionalidad y el hecho que los ciudadanos bolivianos se atiendan en hospitales salteños también se deben analizar.

En el Gobierno provincial se muestra preocupados por los cruces ilegales para antenderse en hospitales argentinos ante la situación de desborde del sistema de salud boliviano, así como por el contabando, donde las hojas de coca aparecen entre los principales bienes que llegan a Salta eludiendo controles.

El gobernador realizó el pedido de llevar al Ejército para reforzar los controles en la frontera al presidente Alberto Fernández, a través de una videoconferencia realizada el pasado 17 de junio, cuando evocaron la figura del general Martín Miguel de Güemes. En tanto, el lunes le envió una nota donde le indicó la necesidad de reforzar los controles para evitar la propagación de la enfermedad.

Sáenz se comunicó con el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro; su par de Seguridad, Sabina Friedrich; y el ministro de Defensa, Agustín Rossi, para coordinar la situación. A ellos y al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, Sáenz les agradeció a través de un tuit, “por haber escuchado el pedido de los salteños”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario