Grinman: "La actitud de los bancos no está a la altura de las circunstancias"

Negocios

El secretario de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, Natalio Grinman, alertó sobre la situación por la que atraviesa el sector en el marco de la crisis desatada por el coronavirus. Dijo que será "devastador para el sector".

“Va a haber una cantidad importante de empresas que no va a poder abrir”, advierte Natalio Grinman, secretario de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios al referirse a la situación por la que atraviesa el sector en el marco de la crisis desatada por el coronavirus que, según su opinión, puede llegar a ser “devastador”.

En un reportaje concedido a Ámbito consideró que “la actitud de los bancos no está a la altura de las circunstancias”. Al respecto, dijo que de los $350 mil millones que inyectó el Gobierno en créditos para pagar sueldos “hasta ahora fue otorgado un 3% solamente, no porque los empresarios no lo requieran, sino porque los bancos siguen con su burocracia y su papeleo infernal”. Para el directivo, “la única manera de poder salvar a las Pymes es auxiliarlas por lo menos para poder pagar los sueldos”.

Periodista: En principio, la cuarentena podría extenderse hasta el 23 de abril. ¿Cuántos comercios cree que pueden seguir con las persianas bajas?

Natalio Grinman: Es imposible saber cuántos pueden continuar con las persianas bajas. Todo depende de las espaldas que tengan pero que lo que nosotros sabemos es que hay muy poco resto porque venimos de dos años de recesión sumado a 8/9 años de caída de la economía. Hablando con un importante empresario del rubro calzado me decía: “Mi empresa tiene muchísimos años y estoy seguro esta crisis me la lleva puesta”. Va a haber una cantidad importante de empresas que no van a poder abrir, pero en realidad no podemos cuantificar en este momento.

P.: Ustedes representan diversos sectores. ¿Cuáles están mejor y cuáles están ya en una situación crítica?

N.G.: Los sectores más afectados obviamente son los que no están exceptuados porque los supermercados, los almacenes, los negocios de proximidad de alguna manera están trabajando, no de manera normal, no a plena capacidad pero si están pudiendo hacer flujo de caja. Los sectores más afectados son aquellos que están totalmente cerrados, empezando por la gastronomía que necesita el flujo de caja diario para poder vivir. Siguiendo por zapaterías, tiendas y todos los negocios que están en los shopping, talleres mecánicos, las concesionarias de autos….La verdad es difícil predecir el daño, pero macroeconómicamente esto puede llegar a ser devastador.

P.: Hubo quejas que los bancos están siendo remolones para otorgar préstamos para el pago de salarios y que han cortado el giro en descubierto, ¿que están observando al respecto?

N.G.: La actitud de los bancos no está a la altura de las circunstancias. El Gobierno inyectó $350.000 millones para préstamos, para pagar sueldos fundamentalmente, de los cuales hasta ahora fue otorgado un 3% solamente, no porque los empresarios no lo requieran, sino porque los bancos siguen con su burocracia y su papeleo infernal y no se dan cuenta de que estamos en una situación de crisis terminal. El empresario necesita el dinero hoy, mañana ya puede ser tarde. Además, las entidades bancarias están cerradas. No entendemos, tenemos los supermercados abiertos y los bancos cerrados cuando son la palanca fundamental para desarrollar la actividad comercial. Alguien que haya librado cheques y tiene que cubrirlos no lo puede hacer porque los bancos no le aceptan depósitos porque están cerrados. Lamentablemente, lo único que hacen ir al cajero para extraer dinero (lo cual nos parece bien) pero si el empresario no puede cubrir sus cuentas, esto es una barbaridad porque después le llegan los cargos de interés por descubiertos.Como ha ocurrido históricamente, en la Argentina la actividad bancaria nunca ha sido solidaria.

Natalio Grinman 1200x675 3.jpg
Natalio Grinman, secretario de la CAC.

Natalio Grinman, secretario de la CAC.

P.: Si tuviera que elegir una medida para ayudar a que las empresas puedan sobrellevar un tiempo más sin ventas ¿cuál sería?

N.G.: El gobierno de los Estados Unidos, para poner un ejemplo, destinó u$s 2,2 billones de los cuales aproximadamente u$s 400.000 millones se los está dando a las pymes, no como prestamos sino como subsidio no reintegrable. Esto es impensable en la Argentina, pero la única manera de poder salvar a las pymes es auxiliarlas por lo menos para poder pagar los sueldos. Ni siquiera estamos pidiendo para pagar los impuestos porque no los vamos a poder pagar, ni tampoco interesa. Estamos pidiendo para poder pagar los sueldos porque esto es fundamental y prioritario.

P.: Los asociados de la CAC ¿cuántos trabajadores ocupan de manera directa?

N.G.: La CAC explica el 66% del trabajo formal registrado que son alrededor de 4.050.000 asalariados entre comercios y servicios.

P.: ¿Cuantos empleados corren riesgo de perder sus puestos de trabajo?

N.G.: Depende, se puede decir que si hoy tenemos el 70% de la actividad cerrada y ese 70% equivale a cerca de 3 millones de empleados, si el 5% quiebra serían 150.000 empleados del sector comercio y servicios que pueden quedar en la calle.

P.: Tuvieron alguna respuesta oficial respecto a la eliminación de cargas patronales y la implementación de los REPROs?

N.G.: Todavía no tenemos respuesta a la propuesta nuestra de eliminación de cargas, postergación de pagos patronales, diferimiento de impuestos, etc. etc.

P.: ¿Tampoco con relación a postergación de pago de impuestos?

N.G.: No hemos tenido noticias, pero hoy en día es nuestra menor preocupación. Los empresarios no van a pagar los impuestos, iran a los premios, se van a meter en moratorias porque hoy es imposible pagar. La prioridad es pagar sueldos y cumplir con los proveedores para que no se corte suministro de mercadería.

P.: ¿Cómo está la cadena de pagos?

N.G.: Complicada porque los bancos están cerrados y en algunos sectores se está complicando la cadena de pagos porque el empresario que libró cheques no los puede cubrir y esto es un tema muy complejo y los bancos creo que no están a la altura de las circunstancias.

P.: ¿Qué opinión le merecen los diferentes proyectos de ley que buscan gravar las ganancias de las empresas o el patrimonio personal?

N.G.: La verdad que no sé si son proyectos serios, quiero creer que no son proyectos serios porque hoy ninguno de nosotros sabemos cuál es el valor de nuestro patrimonio. En la Argentina en los últimos dos años en los que tuvimos recesión y más 8 /9 años de crisis, está todo devaluado, el empresariado no tiene espaldas, no tiene resto, hemos sobrevivido como pudimos y esto me parece una barbaridad.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora