BMW eludió los números en rojo, pero sus ganancias cayeron más del 80%

Negocios

Pese a todo, el grupo automovilístico alemán destacó el hecho de que, en la actual situación del mercado por la crisis del coronavirus, fue capaz de lograr beneficios.

Golpeado por la pandemia de coronavirus, el grupo automovilístico alemán BMW registró un beneficio neto de 362 millones de euros en el primer semestre de este año, un 82,5% menos en comparación con en el mismo periodo de 2019, cuando ascendieron a 2.068 millones de euros.

Pese a todo, la compañía destacó el hecho de que, en la actual situación del mercado, fue capaz de lograr ganancias.

"Nuestra rápida capacidad de respuesta y nuestra estrategia de gestión constante nos permitieron limitar el impacto de la pandemia", declaró el presidente del consejo de administración de BMW, Oliver Zipse.

En la primera mitad del año, la facturación del consorcio alemán se situó en 43.225 millones de euros, lo que implica una caída del 10,3%, después de que entre enero y junio de 2019 ingresase 48.177 millones de euros.

Hasta junio, BMW también vio caer su beneficio operativo un 74,6% menos que durante los seis primeros meses del ejercicio anterior.

Tras dar a conocer las cifras, BMW confirmó sus previsiones para el cierre de 2020, con ventas de automóviles serán "significativamente" más bajas que en 2019, y un margen operativo de entre el 0% y el 3%.

También sus servicios financieros generarán un menor volumen de negocio y las ventas de motos caerán "significativamente" y registrarán un margen operativo de entre el 3% y el 5%..

Asimismo, con las medidas para reducir el número de trabajadores, el personal será "ligeramente" inferior.

Sin embargo, BMW adviritó que estas perspectivas no tienen en cuenta una recesión prolongada en el tiempo, una contracción de la economía china o una segunda oleada de coronavirus.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario