Keclon: la empresa santafesina que desarrolla soluciones biotecnológicas para la industria alimenticia

Negocios

Un grupo de científicos y científicas argentinas del CONICET desarrollan soluciones biotecnológicas para sustituir importaciones, reducir el impacto ambiental de los procesos industriales y atraer dólares al país.

La empresa Keclon, ubicada en la provincia de Santa Fe, produce y comercializa enzimas para la industria alimenticia que se usan en reemplazo de los productos químicos tradicionales.

Gracias a una inversión de 17 millones de dólares, la empresa abrió la planta de producción en la ciudad de San Lorenzo que se encuentra operativa desde junio de este año y que ya exporta a países como Brasil y Uruguay.

“Desarrollamos una enzima para la producción de aceite de soja que permite obtener un 2,5% de producción adicional a partir de la transformación de residuos. Eso, en un país como Argentina, que tiene una capacidad de $10 millones de toneladas de producción, representa un potencial de $500 millones de dólares más de exportaciones para el país y más beneficios para el conjunto de los argentinos”, contó Leonardo Marraffini, CEO de Keclon.

Paralelamente, las y los científicos desarrollaron otras enzimas para utilizar en la fabricación de quesos, leches, productos de panadería y en alimentación animal, entre otras cosas. “La magia de las enzimas es encontrar una combinación que mejore la reacción química que uno quiere generar en un proceso determinado. De esa manera, se reemplazan químicos por productos naturales”, explicó Marraffini.

BIO 2.jfif

Actualmente, Argentina importa alrededor de $60 millones de dólares por año en enzimas porque su producción requiere una inversión muy grande de capital y un knowhow muy específico. Keclon comercializa estas soluciones directamente a los clientes para que puedan aumentar su rendimiento y, al mismo tiempo, reducir el impacto ambiental.

En septiembre de este año, el Gobierno Nacional lanzó la Ley de Promoción del Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna y la Nanotecnología para impulsar un sector clave de alto valor agregado que genera exportaciones por $220 millones de dólares al año.

“Somos una de las cinco primeras empresas que participaron de la Ley de Promoción de Biotecnología Moderna”, dijo Marraffini. A través de la Secretaría de Economía del Conocimiento del Ministerio de Economía de la Nación, Keclon recibió beneficios por $80 millones para la puesta en marcha de la planta.

“El régimen nos permitió recuperar el 10% de lo abonado en concepto de IVA durante el proyecto a través de una devolución anticipada y también recibimos otros beneficios como la amortización acelerada del Impuesto a las Ganancias. Desde la Secretaría, además, nos ayudaron mucho para agilizar algunos trámites para poner operativa la planta”, agregó el CEO.

Keclon cuenta con 40 empleados y prevé generar 30 nuevos puestos de trabajo para fines del 2023. En tanto, prevé triplicar la capacidad de su planta e invertir en I+D para el desarrollo de nuevos bioproductos para el agro y otros nuevos mercados.

“Se estima que para el 2050 el aumento de la población va a duplicar la necesidad de alimentos, pero las técnicas tradicionales de generación de proteínas y la actividad de la ganadería generan una huella de carbono muy grande que el planeta no puede soportar. Entonces, están surgiendo otras formas de conseguir proteína de alto valor nutricional a través de la fermentación y no a través de criar y de faenar animales”, finalizó Marraffini.

En ese escenario, se espera que la comercialización de los nuevos bioproductos genere un potencial de alrededor de $100 millones de dólares para Argentina.

Dejá tu comentario