Con machine learning, una startup argentina financia juicios y ofrece retornos del 95% en dólares

Negocios

Se trata de Qanlex, que opera como fondo de inversión. En diálogo con Ámbito, sus fundadores Fernando Folgueiro y Yago Zavalía Gahan explicaron cómo funciona Case Miner, el software propio que selecciona las demandas más meritorias y ofrece capital a los demandantes para que puedan afrontar el juicio.

En plena pandemia, mientras el mundo se encuarentenaba para evitar el coronavirus, la era digital tomó aire y avanzó a pasos agigantados hacia una transformación nunca antes vista. La sociedad se vio obligada a adaptar nuevas prácticas y al mismo tiempo, surgieron ideas renovadoras. Fue allí que Fernando Folgueiro y Yago Zavalía Gahan pusieron en marcha una de las startups más prometedoras. Se trata de Qanlex, una empresa que opera como fondo de inversión y a través del software Case Miner busca revolucionar la industria de los juicios. Cómo funciona y hacia donde apuntan.

La historia cuenta que todo comenzó hace menos de dos años, precisamente en marzo del 2020. Fue en aquel entonces que dos amigos, distanciados geográficamente, se pusieron en contacto a raíz de una incipiente idea que podía llegar a cambiarles la vida para siempre. Folgueiro, abogado de la Universidad de Buenos Aires y Magíster en Economía Aplicada por la Universidad Torcuato di Tella, había analizado el mercado de “Litigation Finance” y había encontrado allí un nicho atractivo en el cual desembarcar.

“El mercado de Litigation Finance está muy desarrollado en Inglaterra, EEUU y Australia, pero en Latinoamérica y Europa continental no hay casi nada. Vi que había un nicho muy relevante para atacar y que era muy atractivo. Además, había mucho capital fluyendo pero saturando los mercados, porque hay bastantes fondos pero sin poder descargar buena parte de ese dinero en los juicios”, contó a Ámbito Folgueiro.

Fernando Folgueiro.jpg
Fernando Folgueiro, Founder & Managing Partner de Qanlex.

Fernando Folgueiro, Founder & Managing Partner de Qanlex.

Fue ahí que se contactó con Zavalía Gahan, ingeniero mecánico del Instituto Tecnológico de Buenos Aires, quien se encontraba en Boston realizando un MBA en la Escuela de Negocios de Harvard. Entre los dos, se dieron a la tarea de pensar cómo se podía desarrollar un sistema que les permitiera hacer más eficiente la selección de las demandas judiciales en las cuales trabajar, de acuerdo a la posibilidad de éxito.

“Cuando Fernando me contactó estaba estudiando en Harvard. La idea me parecía espectacular y él tenía una intuición de que se podía apalancar esa idea con la tecnología”, recordó Zavalía Gahan. La propuesta de Folgueiro llegaba en un momento en que buena parte de los sistemas judiciales comenzaban una etapa de digitalización que permitía tener disponible una base de datos factible de ser analizada.

El desarrollo de la herramienta capaz de viabilizar la idea comenzó a gestarse en marzo del 2020, en las manos de Zavalía Gahan, cuya experiencia como programador y en tecnologías de automatización lo habían acercado a empresas como Techint y Tesacom. “Nosotros desarrollamos un software que revisa estas bases, lee las demandas activas y las parametriza. A través de filtros y un modelo de machine learning, las rankea y elige las más atractivas para automáticamente contactar a los demandantes”, explicó Zavalía Gahan.

El software, denominado Case Miner, comenzó a operar entre agosto y septiembre del año pasado y en apenas un año ya analizó más de 6 millones de demandas en mercados como Argentina, Perú, Chile, Colombia y España.

A partir del análisis de las demandas, se dedican a financiar aquellos litigios que consideran meritorios y que la falta de capital le impide al demandante acceder a la justicia. De esta manera, a cambio de un porcentaje, la empresa le adelanta el capital al cliente, con el cual podrá pagar abogados, peritos y tasas judiciales, entre otras cosas. “La gran parte de la rentabilidad del fondo es de una estructura que cobramos del 2% sobre el capital manejado y un 20% sobre la eventual ganancia”, explicó Folgueiro.

Actualmente, el común denominador del sector está compuesto por fondos tradicionales que cuentan con personal encargado de salir a buscar demandantes. Estos se acercan a las empresas y les ofrecen sus servicios. En dichos casos, el área legal analiza un volumen de juicios sin parametrización, lo cual puede llevar a tomar malas decisiones y a perder tiempo.

En el caso de Qanlex, el software los pone en una situación de ventaja al ahorrarles tiempo y, por lo tanto, dinero. “Esto nos hace muy eficientes. El software ya analizó seis millones de demandas y nosotros ya financiamos 16. Entonces nos permite ahorrarnos el sesgo de las demandas que son malas y de aquellas empresas que no tienen interés”, contó Zavalía Gahan. Sin embargo, remarcó que el ojo humano “siempre está” pero “entra en el procesos cuando la demanda es buena y cuando la empresa tiene interés en recibir financiación”.

Folgueiro destacó que el software les permite “nivelar la cancha”, por un lado, al seleccionar las demandas más meritorias. Por otro, el actor, perjudicado por no tener los fondos suficientes para llevar adelante un litigio, pasa a ser beneficiado al poder iniciar el litigio. “Nos hemos encontrado muchísimas veces con juicios que estaban abandonados porque no tenían los fondos para pagar un estudio jurídico. De esta forma se aseguran acceder a la justicia, cobrar y además se financian con parte de nuestro capital. Entonces termina siendo una ganancia para las dos partes”, destacó Folgueiro.

Escalabilidad

“Al usar los algoritmos y la tecnología se hace mucho más fácil y escalable”, remarcó Zavalía Gahan y explicó que el sistema “se basa en 36 parámetros por cada demanda y tiene en cuenta el pasado para intentar predecir el futuro”.

La forma en que fue desarrollado Case Miner les permite hacer “plug and play” cada vez que inician operaciones en un nuevo país, apenas haciendo adaptaciones de acuerdo a las características de la base de datos del sistema judicial local. Es por eso que en apenas un año lograron operar en cinco países y están prontos a abrir operaciones en otro más: “Ahora la semana que viene estamos lanzando México”.

“Con la apertura de México vamos a ‘sourcear’ más litigios”, dijo Folgueiro, lo que les da “más caudal” de demandas para analizar. “Es el mercado hispanoparlante más grande del mundo, siempre lo tuvimos entre ceja y ceja. Es un mercado donde no hay otro fondo de Litigation Finance operando. En casi toda Latinoamérica casi no hay fondos de este tipo. Es completamente virgen”, destacó.

Respecto al tipo de demandas con las que suelen trabajar, Folgueiro explicó que “siempre son demandas civiles o comerciales y quedan afuera demandas de tipo penal o familiares”.

Yago Zavalia Gahan.JPG
Yago Zavalia Gahan, Founder & Managing Partner de Qanlex.

Yago Zavalia Gahan, Founder & Managing Partner de Qanlex.

Ronda de inversión

Los resultados del primer fondo que puso en marcha la startup, con el cual financiaron los primeros litigios, generó retornos por encima del 95% en dólares, un rendimiento muy por encima del mercado. Esto hizo que inversionistas de distintos puntos del globo posaran la mirada sobre la empresa.

Hace siete meses, en marzo de 2021, la compañía tuvo su primera ronda de inversión. La buena proyección de Qanlex de cara al futuro fue captada por los inversionistas, lo cual les permitió levantar u$s600.000 de tres fondos de Venture Capital de EEUU y Latinoamérica. “Nuestro expertice está en la tecnología, lo legal y las finanzas, pero dedicarnos a levantar plata es algo que nunca hicimos, por lo que nos apoyamos mucho en estos fondos y estamos muy contentos con ellos, al igual que ellos con nosotros”, dijo Zavalía Gahan.

El primer fondo que lanzaron contaba con un capital de u$s100.000, el cual debido a la rápida evolución de la empresa comenzó a quedar chico. Es por eso que ambos confirmaron a este medio que están lanzando un segundo fondo de u$s2.000.000 para invertir en todo Latinoamérica y Europa.

El primer fondo está recuperando 95% en dólares. “Para el segundo, creemos que los términos van a ser un poco más beneficiosos y estamos apuntando a un retorno del 120% en dólares”, destacó Zavalía Gahan.

Pero eso no es todo. “El fondo que vamos a crear ahora de u$s2.000.000 lo queremos invertir bien rápido, para operar y financiar a nuestros clientes, y salir a levantar otro de u$s20.000.000”, adelantó Zavalía Gahan. Para ello, se encuentran en diálogo con proveedores de deuda de mayor tamaño. “Cuando uno empieza a jugar con números más grandes, tiene que hablar con capitales institucionales, con los que ya estamos hablando para dentro de seis meses o un año salir a levantar ese fondeo más grande”, detalló.

Ampliación

En el punto máximo, el sistema llegó a analizar 250 mil demandas por día. Sin embargo, eso también puede generar un inconveniente, ya que cuantas más demandas analiza, más clientes contacta el Case Miner.

En esos casos, explicaron que lo se hacen es “abrir y cerrar la canilla” dependiendo de la punta comercial del proyecto. “El ancho de banda va a estar dado también por la parte humana y el capital. Por el lado tecnológico es casi infinito”, remarcó Folgueiro.

Actualmente el equipo está compuesto por seis personas, incluidos ambos fundadores. Esto hace que por momentos deban tomar la decisión de frenar el Case Miner para limitar su volumen de análisis.

“El objetivo no es maximizar la cantidad de demandas procesadas, sino maximizar la capacidad que tenemos de analizar las demandas que el algoritmo nos recomienda”, señaló Zavalía Gahan. Es por eso que están evaluando nuevas contrataciones. “Por ahora estamos funcionando bien, pero la idea sería replicar la estructura”, agregó Folgueiro.

Sobre el final, ambos pusieron un freno momentáneo y se permitieron mirar hacia atrás para evaluar el camino recorrido en el tiempo que lleva operativa Qanlex. “Pararnos a pensarlo lo logrado es increíble. Estamos muy contentos. Estamos creando mercado, lo cual trae complejidades y desafíos, pero los venimos llevando bien”, expresó Zavalía Gahan.

Por lo ocurrido en EEUU e Inglaterra, Folgueiro dijo haber tenido “siempre la idea de que esto iba a ser inevitable”. “En cuanto a tiempos, las cosas se van dando, pero tenemos una visión muy ambiciosa de que vamos a ser proveedores líderes del financiamiento de litigios en Europa continental y Latinoamérica. Creemos que la industria da para esos tiempos. Obviamente que haberlo conseguido no deja de asombrados y estamos muy entusiasmados, pero siempre estuvimos muy convencidos”, concluyó.

Dejá tu comentario