¿Por qué Bitcoin es el más físico de los dineros digitales?

Opiniones

El Bitcoin, un activo que existe solamente en mundo digital, es el más parecido al dinero sólido y físico.

Existen varias falacias construidas entorno a la comprensión de Bitcoin como moneda y de porque hace o no sentido. En varios casos esas falacias se basan en un acercamiento superficial al mismo y al desconocimiento de qué lo hace diferente, pero por otro lado varias se basan también sobre falacias más arraigadas entorno al dinero tradicional.

Esta nota pretende demostrar por qué el Bitcoin, ese activo que existe solamente en mundo digital es el más parecido al dinero sólido y físico, y por qué sólo a través de derribar esas falacias se puede llegar a comprender su potencial. Así que acompáñenme a desarmar algunas de estas.

  • El dinero tal como lo entendemos hoy tiene siglos de existencia / El dinero debe ser el que acepta el estado / El dinero tiene respaldo en reservas de oro. (Falso)

Por más que en cada western veas dólares, lo primero a entender es que el dinero actual, fuera del engañoso formato similar, poco tiene que ver con el de entonces. Tiempo atrás era una representación de una cantidad de oro o plata en los bancos pero desde 1971 (fin del Breton Woods por Nixon), el dinero tiene valor por decreto y no por respaldo.

Según Wikipedia “El dinero por decreto, comúnmente llamado dinero fíat (en latín, 'hágase') es una forma de dinero que proviene de su declaración por parte del Estado... Así que el dinero fiat tiene valor principalmente porque es una imposición legal del gobierno que lo administra y le da el status de moneda de curso legal, y en casos como el de Argentina, de curso forzoso (monopolio). Lo que por cierto le da es una utilidad asegurada por ley, pero no por eso es la mejor elección o la moneda más sólida.

El bitcoin, el oro y tantos otros, no son monedas de curso legal ni por cierto forzosas, pero es la elección libre de millones de personas en el mundo para preservar e intercambiar valor. En este sentido, Bitcoin es más un activo más sólido y de aceptación espontánea que lo que es una moneda Fiat.

Vale preguntarse, “si el dinero es bueno y la gente lo acepta voluntariamente, ¿qué necesidad hay de leyes de curso forzoso? y si el dinero no es bueno, ¿cómo se puede en una democracia obligar al pueblo a utilizarlo?" (Larry Parks).

  • Bitcoin es una moneda digital similar a tener saldos en el banco, Paypal o MercadoPago. (Falso)

Las monedas digitales son simples representaciones digitales de monedas de curso legal que, como dijimos antes, existen por decreto. Estamos acostumbrados a reconocer las grandes ventajas de estas, pero no a entender las diferencias. La principal razón de ello es porque generalmente uno pone billetes y saca billetes sin problema. Sin embargo, hay un sin fín diferencias con el dinero físico (billetes, monedas, piedras, etc) y el Bitcoin.

  • a) Privacidad: El dinero físico no lleva nombre del portador, por lo que su uso es más privado y el Bitcoin se almacena y mueve en billeteras innominadas, es decir que no lleva el nombre del portador. Sin embargo las monedas digitales sí están asociadas a una cuenta nominada en la plataforma que sea.

  • b) Propiedad e Intermediarios: Nada puede evitar que le des dinero físico a una persona al igual que no se puede evitar una transacción de Bitcoin, así como que el único que puede moverlos es el que tiene acceso a él al igual que en Bitcoin es quien tenga las claves privadas, pero en las monedas digitales, para moverlos debes contar con la aprobación de un tercero, es decir superar bloqueos de bancos o prohibiciones de Paypal e inclusive pueden mover tus fondos sin tu clave y bloquearte el acceso a los saldos.

  • c) Velocidad e Irreversibilidad: La transferencia de dinero físico es instantánea e irreversible en cortas distancias, asi como lo es en Bitcoin pero sin importar la distancia, aunque la irreversibilidad puede llevar apenas unos minutos. Mientras que los saldos de bancos, tarjetas y cuentas digitales, pueden ser revertidos hasta meses después o tardar días en transferencias internacionales.

  • d) Encaje, Costo: Ni el dinero físico ni el Bitcoin se puede multiplicar y todos tienen un costo para producirlos (en Bitcoin lo llamamos minería y el costo es energético), mientras que los bancos si multiplican hasta 10 veces en forma digital cada depósito en forma de nuevos préstamos (lo que se llama encaje) y con sólo modificar saldos en su base de datos.

  • e) Certeza: El dinero físico se puede analizar para saber que no fue adulterado (aunque podría ser difícil diferenciar falsificaciones), mientras que es imposible recibir un Bitcoin falso y el 100% de su código es abierto y auditable por cualquiera. En las monedas digitales en cambio no podemos auditar el código de su software debiendo confiar en lo que nos muestran o en quienes ellos mismos pagan para que los auditen.

Aunque hay muchísimas más razones por las que Bitcoin como dinero digital es más similar al dinero tradicional que a los saldos de pesos o dólares en plataformas digitales sólo quiero agregar quizás el más importante:

  • f) Escasez: Sólo Bitcoin, entre todas los demás dineros posibles (criptográficos, físicos o digitales), puede alardear de la certeza de su escasez ya que por diferentes razones que dan para otro artículo, léase “su modelo de confianza descentralizada”, es el único del que tenemos certeza de su modelo de emisión y la cantidad máxima a existir de 21 millones de bitcoins.

  • Como el mundo está yendo hacia las monedas digitales o la eliminación del papel, entonces Bitcoin hace sentido. (Falso)

Aunque como en toda falacia, existe una verdad que no se puede extrapolar a su conclusión, es muy cierto que al mundo le sobran razones para ir hacia la digitalización de la moneda pero como explicamos hasta ahora el camino transitado o por transitar parece ser el de expandir el uso de monedas digitales pero no necesariamente la adopción o desarrollo de un sistema monetario diferente y más sólido, sea o no criptográfico como las nuevas monedas que trabajan los Bancos Centrales.

Bitcoin representa una alternativa al abuso que sufren los sistemas tradicionales, al gran hermano financiero y a la manipulación de las libertades individuales. No debería sorprender que a medida que las empresas y los individuos reconozcan esta realidad y sus ventajas, optarán por depositar parte de sus ahorros. No por ser digital solamente sino por el riesgo para su reserva de valor que representan los sistemas monetarios tradicionales y alternativos.

En definitiva, Bitcoin no será adoptado por la digitalización sino como alternativa al abuso.

(*) Presidente de la ONG Bitcoin Argentina.

Dejá tu comentario