Incentivo impositivo a la inversión en construcción privada y su blanqueo de moneda

Opiniones

La intención es canalizar la moneda extranjera hoy en los colchones y cajas de seguridad, hacia las inversiones en obras nuevas que tengan un avance como máximo del 50%.  

Fueron varios meses pero ha nacido el régimen para promover inversiones en la construcción de obras privadas estructurado y sustentado por un blanqueo de moneda extranjera con ese destino.

En la exposición de motivos plantean la necesidad de lograr un modelo de desarrollo sustentable, bajo cinco condiciones estructurales de inclusión dinamismo estabilidad federalismo y soberanía.

La intención es canalizar la moneda extranjera hoy en los colchones y cajas de seguridad -previa declaración con pago de un impuesto de blanqueo-, hacia las inversiones en obras nuevas que tengan un avance como máximo del 50%. Por los planes y programas del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación se determinará el porcentual de progreso. Se requerirá informes técnicos para las obras paralizadas o abandonadas.

El plazo total previsto para su manifestación es de 120 días, lo cual surge como escaso en este tipo de emprendimientos, aunque se faculta al Poder Ejecutivo a extenderlo.

Se dispone una exención del impuesto a los bienes personales del valor de las inversiones realizadas al amparo de esta ley, siempre que se realicen hasta el 31 de diciembre del 2022.

La construcción puede haber sido realizada por el propio inversor o por terceros.

El plazo máximo está eximiciones es de 2 períodos fiscales.

Estamos ante un tributo patrimonial y cuya tasa alcanza por los bienes en el país, un 1,25% que es el porcentual máximo que se ha pagado y ello agravado con la imposibilidad de computar las deudas. Solo podrán computar el patrimonio neto, cuando sean consideradas empresas constructoras.

Se permite que la inversión sea realizada con cualquier forma jurídica, con una referencia bastante directa a los fideicomisos, son frecuentes en esta actividad., usualmente denominados pozo.

Otro beneficio muy conveniente, es el pago a cuenta del 1% sobre el valor de las inversiones, el cual se podrá considerar en el impuesto a los bienes personales por los restantes bienes que mantenga gravados al titular de este aporte.

Si la inversión concreta antes del vencimiento de la declaración jurada de 2020, (junio 2021) podrá hacerse efectivo en ese periodo fiscal, aunque no podrá utilizarse su saldo a favor con la excepción de trasladarlo a periodos siguientes, tomando como tope el 2022.

Existe asimismo un razonable beneficio de diferimiento para quien aporta el terreno a un emprendimiento de construcción. Cuando la persona no realiza actividades habituales de venta inmuebles el impuesto que correspondería es el denominado ITI con la tasa del 1,5% sobre el precio. De lo contrario estaría dentro del impuesto a las ganancias. En ambos casos la obligación de imputación del resultado es con la posesión o escritura lo que antes suceda.

La retribución por parte del constructor será la promesa de entrega por contrato de unidades de lotes, viviendas o unidades de oficinas, que esta ley dispone su postergación al momento del cobro en dinero o especie, se contempla también la transferencia de la participación derecho recibidos como contraprestación.

Ello es más que razonable para incentivar a la construcción y los proyectos que puedan surgir en esta actividad.

En cuanto al atraso distorsivo vigente por su falta de actualización del costo entre 1992 y 2018 al determinar el resultado de la operación de su transferencia, se permite su corrección del costo actualizado desde el origen de incorporación al patrimonio.

Esto significa un ajuste de estricta justicia, ya que muchos contribuyentes estaban accediendo a una gestión judicial para conseguir esta equidad. Lo preocupante es que el art 17 indica que “los sujetos que se acojan al régimen deberán renunciar a cualquier procedimiento judicial o administrativo para reclamar con fines impositivos la aplicación de procedimientos de cualquier naturaleza y aquellos que han promovido procesos deben desistir de sus acciones”. Ello es un claro atropello de los derechos del contribuyente y apunta justamente al reclamo sensato de pretender ajustar por inflación el resultado de la actividad y los costos.

Otro de los capítulos de esta normativa legal, es el blanqueo de moneda extranjera o moneda nacional en el país o en el exterior. El destino de estos fondos debe ser, en definitiva, para ser afectados a inversiones en construcción privada por obras consideradas nuevas.

Se trata de la tenencia de moneda que no ha sido declarada ante el fisco.

Sean monedas extranjeras o nacional es obligatorio el depositados en una cuenta especial a la orden de un banco o entidad de la ley de entidades financieras, para luego ser utilizados en el destino mencionado.

El monto del impuesto a ingresar, será por los primeros 60 días a partir de la promulgación de la ley, con la tasa del 5%. Los siguientes 30 días la tasa será del 10% y en los treinta días subsiguientes será del 20%.

Difícilmente haya personas que en su poder tengan moneda nacional a los fines de ingresar en este blanqueo de dinero, pues su existencia estará en los bancos declarada ante el fisco.

En el caso de detectarse la falta de pago de este impuesto especial, se cancelan todos los beneficios previstos en la ley.

Para el cálculo de la valuación de la moneda extranjera a los fines del cálculo del impuesto se aplicará la cotización oficial, por tanto las tasas porcentuales son sensiblemente inferiores dependiendo de la brecha entre la cotización oficial y el mercado MEP.

Entre las características del blanqueo está que los sujetos no estarán obligados a informar a la AFIP la fecha de compra de sus tenencias y queda liberado de toda acción civil comercial penal tributaria, cambiaria y aduanera. Los exime del pago del impuesto a las ganancias, a la transferencia inmuebles, del impuesto sobre los créditos y débitos bancarios de los montos de tenencia declarados voluntariamente en este régimen.

También podría suceder que el declarante desarrollará actividad alcanzada por el impuesto valor agregado, así también queda liberado del IVA en función del cálculo de la utilidad bruta al igual que de impuestos internos, caso de artículos de lujo, alcoholes, perfumes u otros. Impuesto a los bienes personales por ese dinero tampoco resulta obligado por el periodo al 31/12/2020.

Si algún sujeto haya efectuado retenciones o percepciones y no las haya ingresado al fisco, no corresponde dicha liberación.

De existir o detectarse operaciones de lavado de dinero de financiamiento del terrorismo y otros delitos, no se liberan ni a las entidades financieras, ni notarios, contadores, auditores o directores, en cambio se los libera ante la figura de evasión tributaria o participación en ella.

Hay una serie de casos de sujetos excluidos el blanqueo cómo es frecuente.

  • Los declarados en estado de quiebra que no se haya dispuesto continuidad de la explotación.
  • Los condenados por delitos previstos en la ley penal tributaria y la ley de código aduanero.
  • Los condenados por delitos dolosos conectados con el incumplimiento obligaciones impositivas.
  • Aquellos que estén condenados por delitos de operaciones lavado de dinero, así como sus cónyuges, convivientes y parientes en segundo grado.
  • La persona jurídica en que sus funcionarios directores socio síndicos administradores estén condenados por la ley penal tributaria y la ley de código habanero.

Una novedad en esta ley es un glosario planteado de casos de personas que hayan desempeñado desde el primero de enero de 2010, es decir en los últimos 10 años, funciones públicas. La norma comienza, con el Presidente y Vicepresidente a Nación, Gobernadores, Senadores Magistrados del ministerio público, Síndico general de la Nación e incluye entre otros hasta el rector decano o secretario de universidades nacionales, provinciales o municipales o CABA.

En términos generales podemos decir que es una iniciativa interesante, aunque el tiempo para adhesión de 120 días totales queda corto para incentivar a los emprendimientos que requieren un tiempo extenso para su maduración y lanzarlos al mercado. Una lástima.

Socio fundador 1987 SSV y Asoc.

Dejá tu comentario