22 de mayo 2021 - 00:00

Superciclo de commodities: ¿Cómo invertir en soja, oro, cobre o petróleo?

Todos los commodities están transitando un rally muy importante, en un contexto de extrema liquidez global, tasas nominales en cero, y aceleración de la inflación en EEUU. La pregunta que el inversor se hace es: ¿de qué forma puedo subirme a esta ola de rendimientos tan buenos? En esta columna, la respuesta.

Economía Mercados Inversiones Bonos ADRs Índices Cotización
Ignacio Petunchi

Estamos viviendo un contexto de extrema liquidez global nunca antes vista, tasas de interés nominales en cero (o negativas en muchos países desarrollados), y preocupa la amenaza de inflación en EEUU. Las consecuencias se reflejan en los precios de los activos financieros, entre ellos, los commodities.

Todos los commodities (agrícolas, energía, softs, ganadería, metales industriales, metales preciosos) están transitando un rally muy importante desde los mínimos vistos a fines de marzo del año pasado, producto de la pandemia.

Y la pregunta que el inversor se hace es: ¿de qué forma puedo subirme a esta ola de rendimientos tan buenos?

Existen variadas formas de exponerse a este asset class, pero no todas son tan directas y es importante resaltar sus características, riesgos y virtudes.

Commodities agrícolas

Una alternativa sería invertir en CEDEARs de Bunge o Adecoagro. También John Deere o en acciones de Cresud. Lo cierto es que estas empresas tienen otros negocios también, y si bien están ligadas a los commodities agropecuarios, hay otras variables en el medio.

Metales industriales

La multinacional brasileña Vale produce y vende hierro para su uso como materia prima en la fabricación del acero. Pero también produce níquel, oro, plata, cobalto, platino y cobre. Y para este último, qué mejor que la minera Freeport-McMoran, la productora de cobre más grande del mundo.

¿Hay algo más directo para invertir en commodities?

Sí, hay. Pero como no podemos comprar un barril de petróleo y guardarlo en el garage, o un camión de soja y depositar los granos en el jardín de la casa, existen variados vehículos de inversión que nos facilitan esta operatoria: se llaman ETFs. Indaguemos un poco más este instrumento.

Veámoslo con un ejemplo el ETF de la soja, conocido como SOYB. Este instrumento compra futuros de esta oleaginosa en la Bolsa de Futuros y Opciones de Chicago. Es una forma muy eficiente de posicionarse al alza, y no tener que seguir posiciones en márgenes y diferencias.

soja grafico 2021-05-20 180626.jpg

Si en vez de ir al subyacente queremos invertir en empresas relacionadas, el ETF “MOO” es una muy buena opción. Empresas como Bayer, Nutrien, Corteva y ADM son parte de la cartera, y su rendimiento ha sido de 66% en dólares en los últimos 12 meses. La pregunta; ¿llegamos tarde o es sólo el comienzo?

Gestión pasiva vs. gestión activa

Los ETFs son instrumentos de gestión pasiva, ya que replican a un índice o cartera ya pre armada. En tanto que un Fondo Común de Inversión (FCI) tiene una gestión activa de parte de su Portfolio Manager.

En Argentina existen tres fondos relacionados a los commodities: Premier Commodities del Supervielle, Pellegrini Agro y un nuevo fondo que saldrá el próximo 26 de mayo de la gestora Southern Trust.

Este último, intentará replicar el precio de la soja, y contará con la ventaja de tener una gestión activa de parte su Porfolio Manager, pudiendo decidir si operar futuros, opciones, elegir los vencimientos, armar estrategias combinadas, etc.

Este fondo utilizará como herramientas los futuros y opciones en Matba-Rofex, que están disponibles en su versión de 100tt o minis, de 10tt.

La oferta es amplia, y variada, pero es importante conocer los riesgos de cada una, liquidez, cómo operan.

(*) Asesor financiero

Dejá tu comentario

Te puede interesar