3 de febrero 2024 - 00:14

¿Cómo influye la física cuántica en la gestión de los recursos humanos?

Al fomentar un ambiente que valora la diversidad de ideas y perspectivas, se libera una corriente constante de innovación.

Desde la perspectiva cuántica absolutamente todo en el universo está compuesto de átomos vibrando a distintas frecuencias.
Desde la perspectiva cuántica absolutamente todo en el universo está compuesto de átomos vibrando a distintas frecuencias.

La gestión de los recursos humanos requiere un cambio de paradigma en pos de organizaciones más productivas, y con mayor compromiso de todos los colaboradores. Al fomentar un ambiente que valora la diversidad de ideas y perspectivas, se libera una corriente constante de innovación.

Por eso, la clásica concepción de una persona racional orientada a resultados y/o a optimizar su utilidad ya no se ajusta a la realidad. Lleva a un modelo abstracto poco útil para el complejo funcionamiento social y económico actual. Aquí es donde empieza a adquirir importancia el management cuántico, es decir, la transferencia de sus principios a la gestión empresarial para entender que todo está interrelacionado y conectado, y a la vez es interdependiente.

Desde la perspectiva cuántica absolutamente todo en el universo está compuesto de átomos vibrando a distintas frecuencias. También una empresa es la suma y la interacción de distintas vibraciones. Cada vez más personas tienen mayor conciencia sobre la posibilidad de elegir la energía que quieren aplicar para determinadas cuestiones laborales y dónde.

Así el management cuántico surge de un nivel de conciencia superior sobre las propias fortalezas y debilidades. Como se suele decir, un auto viene con freno y acelerador. En lo humano sucede lo mismo, todos tienen cosas que los aceleran, que serían sus virtudes y talentos, y tienen sus propios frenos. ¿Dónde radica la importancia de la energía? En darse cuenta cómo poder encontrar un equilibrio que integre las sombras y las luces.

Otra clave está en el momento presente, que es el único instante en el que se tiene poder y dominio, aquí todas las posibilidades de que suceda algo son infinitas, lo mismo que con las reacciones. Cuando entendemos el poder que nos da eso, podemos elegir dónde poner la energía y condicionar con dicha elección los próximos pasos laborales.

Una de las herramientas que se utiliza con frecuencia dentro del management cuántico es el modelo PAN (padre-adulto-niño), que ayuda a entender qué lugar ocupa una persona dentro de un vínculo, dentro de las relaciones de equipo, y qué lugar están ocupando los demás.

La clave está en trabajar en uno mismo, en conocerse, en integrar las sombras y talentos. Esto puede ayudar a que los proyectos sean más efectivos, ágiles y productivos en función de la energía. La capacidad de observar conexiones positivas o negativas con el entorno amplio es fundamental en un contexto de grandes cambios. Por eso, las compañías están empezando a adoptar esta tendencia cada vez más.

La gestión empresarial enfrenta desafíos que sólo pueden abordarse con una visión holística, práctica y resolutiva.

Socia de Veril Consultores. Especialista en Change Management y Cultura, Recursos Humanos, Desarrollo de personas y Aprendizaje.

Dejá tu comentario

Te puede interesar