Un cuento chino para intentar explicar la economía argentina

Opiniones

China nos puede proporcionar muchos swaps, muchas centrales nucleares, viajes al espacio con Space Chain y sobre todo muchos cuentos chinos que acá en Argentina seguiremos creyendo.

Una fábula autóctona donde todo puede suceder y si no sucede podría haber sucedido. Nuestro protagonista es Roberto que continúa viviendo en el pasado, es un hombre que no tiene la capacidad de sorprenderse y romper su rutina. Roberto tiene como hobby coleccionar historias fantásticas y verosímiles. Una historia en la que es posible que una vaca en China caiga del cielo. Una vaca que se precipita al suelo lanzada desde un avión. Claro era un avión de Aerolíneas Argentinas que volvía de traer dosis de vacunas de Sinopharm, de la corporación de farmacéutico, chinos y además cargaba ganado. Que gran paradoja la palabra vacuna, siendo ambas útiles en este cuento. Dos necesidades que tiene nuestro país sin dudas inmunizar a su población y exportar. Esas vacas símbolo nacional pudieron ser arrojadas del avión cuando nuestro país decidió no exportar más carne, y bueno la noticia llegó en Vuelo e imagino al comandante de la nave gritando: ¡arrojen a las vacas! Argentina frenó la exportación de carne.

Y ya que hablamos de la pandemia: ¿no fue el coronavirus el gran cuento chino? ¿Una costumbre extraña de alimentarse que se trasladó a la raza humana? Según las grandes potencias deberíamos investigar cómo surge el COVID-19. Un virus que era inofensivo se convirtió en la pandemia que paralizó al mundo que más Impredecible. Y cuantos cuentos chinos conocemos, pensemos, las criptomonedas y el Bitcoin, claro si lo creo Satoshi Nakamoto chino el o eso se cree, que un paper de 9 hojas revolucionaría al mundo. Es el Bitcoin un gran cuento chino y el Etherum su contrapartida del tío Sam. Otro invento chino es TikTok, de la empresa Bitdance, que tuvo a mal traer a cierto mandatario de peluca de una gran potencia, una plataforma de vídeos que colonizó al mundo. La otra gran plataforma Binance es china y permite invertir en cripto activos. Cuentan también que china y Canadá tienen un laboratorio, CanSIno, que podría proveernos más cantidad de monodosis, aunque el nombre indica que al inocularte te genera más cansancio.

Volviendo a nuestra historia Roberto se mantiene aislado solo transita el día. Es sin duda un reflejo de la sociedad cansada y resignada a no poder ver un futuro mejor. Un día como esa vaca irrumpió en el cielo de china, un inmigrante tocó la puerta de este argentino común que tenía un pequeño comercio. Roberto no está pasando por el mejor momento a causa de restricciones y el momento financiero que vivimos sobre todo con la inflación. El inmigrante era chino, un joven oriental que no hablaba nuestro idioma. Pero Roberto tenía que pensar que ellos son los que nos compran la soja y con el precio que están pagando sería mejor ser amables. Lo que sigue son una serie de acontecimientos muy divertidos ya que casi no pueden entenderse ya que hablan idiomas diferentes.

Muchas veces pasa entre gente que habla el mismo idioma que jamás se pueden entender, ya que no se escuchan y solo se agreden, eso también es autóctono.

Roberto acompaña a Jun en su día, el joven compartía con el argentino muchos conocimientos de china. Le comentaba sobre cómo hacerse una cuenta en TikTok o cómo abrir una cuenta en Binance para operar cripto activos. A Roberto como a muchos de nosotros le cuesta entender lo que quieren explicarnos sobre todo si son culturas diferentes. Las comidas, las tradiciones todas son diferente y difíciles de entender, al margen de estas diferencias logran encontrar una forma de entenderse. La relación entre ellos los fue mejorando a ambos como individuos y es el vínculo, el entendimiento y la empatía la que zanja las grietas. Roberto intento explicarle la economía argentina y Jun solo dijo “es un cuento argentino “

China nos puede proporcionar muchos swaps, muchas centrales nucleares, viajes al espacio con Space Chain y sobre todo muchos cuentos chinos que acá en Argentina seguiremos creyendo. Cuando Jun finalmente encuentra a su gente y abandona a Roberto nos deja una reflexión, como dijo Confucio: “El valor y la gloria no consiste en no haber caído nunca sino en habernos levantado siempre que caímos". Y eso sí que es un cuento argentino.

(*) Analista de mercados - #ellobobuenodelacity

Temas

Dejá tu comentario