Fintech: ¿ICO o IPO?

Opiniones

El nuevo ecosistema fintech se encuentra creciendo de forma acelerada, cada mes nuevos emprendedores surgen con distintas ideas que ponen en marcha a través de la creación de las fintech.

Durante el 2020 la tecnología fue la industria que mayores ganancias generó en el mundo, siendo uno de los principales impulsores de todos los demás mercados hoy en día. Si bien las empresas ya establecidas como Samsung, Apple, Intel, Google, Facebook, Amazon o Microsoft por mencionar algunas, siguen desempeñando un papel impulsor importante en la industria de la tecnología, en los últimos años un número creciente de nuevos actores (startups) están generando grandes cambios que están revolucionando casi todos los sectores y por ende también la economía.

Cada año desde diferentes rincones del planeta surgen miles de nuevos startups que están desarrollando nuevos modelos de negocio, nuevas soluciones o que simplemente están aprovechan el potencial no explotado de otras tecnologías para cambiar nuestra visión del mundo.

Desde plataforma de transporte como Uber, de entretenimiento online como Nexflix y plataforma de comunicaciones como Zoom por mencionar unos ejemplos son parte de este nuevo grupo ascendente de nuevas startups que están cambiando la manera en que nos transportamos, nos divertimos, nos comunicamos y también como realizamos transacciones, pagos, solicitamos prestamos, etc… gracias a una nuevo grupo las Fintech.

El nuevo ecosistema fintech se encuentra creciendo de forma acelerada, cada mes nuevos emprendedores surgen con distintas ideas que ponen en marcha a través de la creación de las fintech.

La tecnología financiera (Fintech) se utiliza para describir una nueva tecnología que busca mejorar y automatizar la entrega y el uso de servicios financieros. En esencia, la tecnología financiera se utiliza para ayudar a las empresas, los propietarios de negocios y los consumidores a administrar mejor sus operaciones, procesos y vidas financieras mediante el uso de software y algoritmos especializados que se utilizan en computadoras y, cada vez más, en teléfonos inteligentes. Fintech, la palabra, es una combinación de "tecnología financiera".

Como está creciendo las startups fintech en el mundo, sólo en Estados Unidos durante los primeros dos meses del 2021 se habían registrado 10.605 nuevas empresas fintech, lo que contrasta con las 9.311 en EMEA y 6.129 en APAC.

ACUADRO.jpg

Dentro del ecosistema fintech existen los llamados ICO denominados Initial coin offerings, dichos procesos son llevados acabo con la finalidad de que las start ups basadas en crypto puedan levantar fondos y salir al mercado con la creación de nuevos tokens.

A través de las plataformas de negociación de ICO, los inversores reciben “tokens” de criptomonedas únicos a cambio de su inversión monetaria en el negocio. Es un medio de financiación colectiva mediante la creación y venta de un token digital para financiar el desarrollo de proyectos.

Este token único funciona como una unidad de moneda que brinda a los inversores acceso a ciertas características de un proyecto ejecutado por la empresa emisora. Estos tokens son únicos porque ayudan a financiar proyectos de software de código abierto que de otro modo serían difíciles de financiar con estructura

Cuando una start up nueva creación de criptomonedas desea recaudar dinero a través de una ICO, generalmente pone sus planes en un "libro blanco" para proporcionar a los inversores información importante. Esta información incluirá, pero no se limitará a: de qué se trata el proyecto; qué objetivos se propondrá alcanzar el proyecto una vez finalizado; cuánto dinero se necesita para emprender la empresa; cuántos tokens virtuales se guardarán los emisores; qué tipo de moneda se acepta; cuánto tiempo durará la campaña ICO; y quién es el equipo detrás del libro blanco. La empresa que emite la ICO prepara el libro blanco antes de lanzar la moneda. Es un componente fundamental de las ICO, ya que muchos inversores solicitan un borrador del documento técnico antes de decidir si invertir.

Diferencias entre ICO y IPO

La mayor diferencia entre una ICO de criptomonedas y una oferta pública inicial de acciones ("IPO") es la supervisión regulatoria. En primer lugar, como parte del requisito obligatorio de registrarse ante la autoridad reguladora, cualquier empresa que desee emitir una oferta pública inicial debe crear un documento legal llamado "prospecto". El prospecto representa una declaración legal de su intención de emitir sus acciones al público y debe cumplir con ciertos estándares de transparencia. Entre otras cosas, debe incluir información clave sobre la empresa y su próxima oferta pública inicial para ayudar a los posibles inversores a tomar una decisión informada.

Las ICO solo tienen requisitos de regulación si se emiten como tokens de seguridad en lugar de tokens de utilidad.

Las evaluaciones de los inversionistas y la diligencia debida son más difíciles de lograr, especialmente en comparación con la evaluación de las OPI de acciones, que están reguladas a través de procesos estrictos y supervisadas por firmas de contabilidad y bancos de inversión, lo que brinda a los inversionistas más información y seguridad.

El modelo de recaudación de fondos de ICO, las startups pueden recaudar capital emitiendo tokens en una cadena de bloques (una lista de registros asegurados mediante criptografía) y luego distribuyendo tokens a cambio de una contribución financiera. Estos tokens, que pueden transferirse a través de la red y negociarse en intercambios de criptomonedas, pueden cumplir una serie de funciones diferentes, desde otorgar al titular acceso a un servicio en particular, hasta otorgarle el derecho a dividendos de la empresa. Dependiendo de su función, los tokens pueden clasificarse como tokens de utilidad o tokens de seguridad.

Dejá tu comentario