¿EEUU manipula los datos de empleo?

Opiniones

Hubo datos contradictorios de empleo en los EEUU. Parece tan claro que sería muy ingenuo no pensar que hay un interés manifiesto por inflar artificialmente la mejora que está teniendo la economía estadounidense en el frente laboral.

El jueves pasado tuvimos datos contradictorios de empleo en los EEUU. Y esto parece tan claro que sería muy ingenuo no pensar que hay un interés manifiesto por inflar artificialmente la mejora que está teniendo la economía estadounidense en el frente laboral.

El Bureau of Labor Statistics (BLS) informó que en el mes de mayo se habían creado 4.8 millones de puestos de trabajo (datos conseguidos por encuestas de hogares). Pero al mismo tiempo, el Department of Labor (DOL) marcó que el número de pedidos de seguros de desempleo había marcado otro máximo histórico (datos conseguidos por pedidos efectivos registrados).

Desde el punto de vista lógico, es imposible que ambas situaciones se den al mismo tiempo. Y para entender más, uno tiene que ver cómo se construyen los datos de cada uno de estos dos organismos para evaluar la fidelidad de cada uno de ellos.

Es importante organizar los datos en un simple diagrama que nos permita entender mejor quienes reciben el seguro de desempleo:

Boggiano 1.jpg

El Department of Labor dijo el jueves pasado que el número total de ciudadanos estadounidenses recibiendo seguros de desempleo (Continuing Claims + Initial Claims) era de 19.29 millones. Queda claro que el número de gente desempleada es más alto porque hay una parte que por distintos motivos, no pueden acceder a esos beneficios.

Y acá la contradicción: al mismo tiempo el Bureau of Labor Statistics (BLS) dijo que el número total de desempleados era de 17.75 millones. Es decir que esto indica que hay más gente cobrando seguros de desempleo que gente desempleada.

Si ustedes creen que esto no tiene sentido y que el número de gente recibiendo seguros de desempleo tiene que ser inferior al número de gente desempleada, están en lo cierto. Y de hecho, los datos de los últimos 50 años así lo indican:

Boggiano 2.png

El gráfico muestra que por primera vez desde que se registran los datos, la línea celeste (gente recibiendo seguro de desempleo) está por encima de la línea azul (gente desempleada)

¿Hay una explicación posible?

La primera es que simplemente haya abusos de los pedidos de seguros de desempleo. Pero el abuso debería ser muy grosero. Estaríamos hablando de al menos 2 millones de pedidos que no tendrían que haberse aprobado, estimando un número muy bajo de gente que no califica para solicitar el seguro.

La segunda tiene que ver con el modo en que se computa que alguien está desempleado. El Bureau of Labor Statistics sólo considera que alguien está desempleado si ha estado buscando trabajo en las cuatro semanas previas. Entonces alguien que no ha estado buscando trabajo puede estar cobrando el seguro de desempleo y no ser considerado desempleado. Vale aclarar que esta es la metodología más común en todos los países del mundo.

Esta última explicación parece ser la más contundente: se estima que hay 6.3 millones de estadounidenses que ya no pertenecen a la fuerza laboral. Es decir que no se los considera desempleados porque no están buscando trabajo. Y esto hace caer artificialmente esta tasa.

Además, hay 5 millones de trabajadores que están temporalmente suspendidos y que fueron contabilizados como ausentes al trabajo. Este “error de cómputo” hace que la tasa de desempleo caiga un 3% extra.

Se estima que la tasa de desempleo debería estar en 19,5% en lugar del 13,3% oficialmente declarado. Si así fuera, la línea azul de nuestro gráfico anterior estaría cómodamente por encima de la línea celeste, como ha sucedido en los últimos 50 años.

Por último, la robustez de los datos de seguro de desempleo parece mayor que la de los datos de empleo. En el primer caso, depende del cómputo de cada estado (que podría tener demoras en recolectar), pero en el segundo caso, los datos de empleo dependen de una encuesta de 60.000 hogares, donde las conclusiones parecen más cuestionables.

¿Alguien realmente cree que la política no está invitando a inflar los números de las encuestas para que muestren la creación de 4.8 millones de empleos al tiempo que los pedidos de seguro de desempleo siguen subiendo a un ritmo implacable? Estos números se pueden malear y maquillar en un plazo muy corto, pero no por un largo tiempo.

Para terminar, quiero invitarlos a que descarguen gratis el Portafolio de Inversión que preparamos en Carta Financiera, con nuestras ideas de inversión para ganar en este momento del mercado. Pueden descargarlo aquí.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario