Brotes verdes para el mercado local 

Opiniones

El mercado local disfruta de un "veranito", mayo finalizó con subas en casi todos los rubros: acciones, bonos, dólar CCL, exportaciones, compras de dólar por el BCRA; los inversores, desconcertados, buscan explicaciones.

De cara a la temporada de invierno, el mercado local disfruta de un “veranito”. Mayo fue un mes de subas en Argentina, casi todo terminó en verde: acciones locales (≈ 25%), bonos soberanos (≈ 15%), dólar CCL (≈ 7%), recaudación (72,7% en términos nominales comparado contra igual mes del año pasado), exportaciones, compras netas de dólar por parte del BCRA (≈ USD 2 mil millones), también aumentó el ritmo de la llegada de vacunas -aunque lamentablemente también los casos y decesos por covid-19.

En cuanto a las acciones argentinas, es difícil asignar a un driver específico la recuperación. La presentación de balances del primer trimestre no hizo más que ratificar el difícil momento que pasan las empresas, salvo notables excepciones como YPF y Vista Oil que sorprendieron positivamente. Sin embargo, los balances son pasado y el mercado le asigna un precio al futuro. Hace ya un largo tiempo el mercado incorpora en sus expectativas (y niveles) lo peor, y en contraposición, algunas señales en contrario, por mínimas que puedan resultar, tienen un fuerte impacto.

Los inversores desconcertados buscan explicaciones detrás de la reciente firmeza del mercado de acciones. Entre los drivers positivos, se destacan:

  • Decisión MSCI: el mayor proveedor de índices del mundo, MSCI, definirá la semana próxima si Argentina continúa siendo considerado mercado ‘Emergente’ o es degradado a ‘Frontera’ y aunque parezca contraintuitivo, en términos de flujo, probablemente sea positivo descender por el nivel de ponderación al que aspiramos en uno y otro. Con la bajísima liquidez de los activos argentinos, cualquier flujo positivo tiene rápido impacto en precios.
  • FMI + Club de París: Nos encontramos ya en periodo de gracia extendido para honrar los compromisos con el Club de París y algunas señales (políticas principalmente) sobre el tono de las negociaciones junto con el potencial aval del FMI y la inyección de dólares frescos (DEGs) alimentaron el contexto positivo.
  • Acumulación de reservas: compras récord de mayo de US$2050 millones apuntalaron las reservas en un contexto global de suba de los principales productos de exportación argentinos, e imprimieron optimismo en la mejora de la capacidad de pago en caso de que el proceso continúe siendo constructivo. El récord histórico de extracción de shale oil en Vaca Muerta y el petróleo rozando los USD 70 a nivel internacional aportaron también su grano de arena, en cuanto a las perspectivas.
  • Contexto global: principales economías desarrolladas comienzan a dar vuelta la página en términos de la pandemia y se recuperan los niveles de actividad. Se destaca nuestro socio comercial, Brasil, que despertó optimismo en los últimos días en los mercados por la fantástica cifra de superávit primario (muy por encima del consenso), y por los proyectos de reformas fiscales que tratan sus cámaras en conjunto a la privatización de empresas estatales. Según el informe del INDEC de abril sobre las cifras comerciales de Argentina, las exportaciones a Brasil aumentaron un 85,8% interanual (desde una base baja por obvias razones) y sus importaciones aumentaron a US$ 934 millones interanual (+ 80%). El S&P Merval suele correlacionar fuertemente y alinearse con el principal índice brasilero.
  • Recaudación: algunas categorías tributarias impulsaron las cifras en comparación con 2020 como los aranceles de exportación con un crecimiento del 146,4% en términos reales frente a 2020, y 10,7% frente a 2019 junto con los impuestos a los combustibles (+ 35,1% frente a 2020 y 25,8% frente a 2019). Vale destacar que otras categorías vinculadas al nivel de actividad, tuvieron por contrario importantes caídas.
  • Riesgo País: muchos de los puntos descritos apuntalaronla curva soberana generando un descenso del riesgo país a cerca de 1500 puntos, que, si bien sigue siendo elevado, permite pensar en el corto plazo en tasas de descuento menos agresivas para el equity argentino. Los bonos globales, tienen un largo camino solo para recuperar los niveles pre-reestructuración.

image.png

Trade electoral: así como en 2013 el surgimiento de figuras de la oposición irrumpió en escena para equilibrar el Congreso generando un rally, o el resultado inesperado de las PASO 2019 fueron un shock negativo, las PASO 2021 podrían recrear un escenario político más equilibrado/moderado hacia adelante que impulse a las cotizantes.

Cuándo bajarse del rally es la pregunta del momento

En muchos sentidos es cuestión de perspectiva, ya que aún luego de una suba del 25%, muchos papeles se encuentran aún 80% o más debajo de sus máximos históricos. Por naturaleza humana, los inversores en general somos lentos para reconocer las pérdidas y rápidos para hacer cash out de las ganancias. Esto convierte muchas veces a traders de contextos positivos, en inversores de largo plazo.

El desencanto con el mercado local -luego de 3 años de complicaciones en términos de desempeño del S&P Merval- es muy grande; de hecho, y siendo sinceros, la participación de activos locales en los portafolios se fue reduciendo con cada decepción. Sin embargo, los volúmenes operados en acciones locales comenzaron a subir recientemente, y a dar batalla a los CEDEARs que se llevaron la atención de los inversores en el último tiempo.

Para inversores de largo plazo en renta variable argentina, sin duda, los niveles actuales continúan representando una oportunidad (con una potencial inercia a regresar a la media, no a máximos históricos). Para quienes prefieran tradear, fundamental será establecer objetivos, y ante lo agresivo de las subas, incursionar en el uso de trailing stops. Es decir, ir capturando el terreno positivo y elevando el piso de los stop loss. Esto en un marco en que los riesgos que persisten no son pocos. De hecho, de momento esta suba tiene que ver más con algo que no salió tan mal como lo esperado, en un contexto que dista de ser benévolo a nivel local. Sin ir más lejos, las acciones argentinas siguen siendo terreno para perfiles agresivos y con acotada participación en los portfolios.

(*) Gerente Comercial de PPI

Dejá tu comentario