Coaching: una de las industrias más prometedoras pospandemia

Opiniones

El sector viene creciendo a pasos agigantados en los últimos años, siendo según MarketData LLC la segunda industria de mayor crecimiento en el mundo.

La pandemia del Coronavirus (Covid-19) modificó el ecosistema empresarial de un momento a otro y sin previo aviso. Todos los sectores, en mayor o menor medida, se vieron atravesados por una situación global que amenaza toda su estructura de trabajo. Sin embargo, la industria del coaching viene creciendo a pasos agigantados en los últimos años, siendo según MarketData LLC el segundo sector de mayor crecimiento en el mundo.

En el 2019, se estima que había 100.000 coaches a nivel mundial y un 92% de estos están activos, es decir, que se dedican total o parcialmente a esta actividad. Además, según una información del John Maxwell Team, los mercados estimaron que la Industria del Coaching recaudó más de 15 billones de dólares en el 2019.

Hay empresas que se dedican a ofrecer certificaciones a las escuelas de coaching, mediante el pago de cuotas y aranceles dolarizados. Aunque no es necesaria una certificación para ejercer como coach, en el caso de poseerla el mismo estudio estimó que el ingreso anual promedio va desde los 27.000 a los 73.100 dólares anuales por persona. Algunos coaches especializados están generando por encima de los 100.000 dólares anuales de facturación.

En este sentido, la plataforma de coaches y mentores NecesitoCoaching.com, lanzada por la desarrolladora tecnológica QRoom LLC de Estados Unidos, estableció que los honorarios promedio a nivel global en países de habla hispana parten desde aproximadamente 80 dólares por encuentro de una hora para un coach o mentor de nivel inicial (aquellos que tienen menos de tres años de experiencia comprobada); valor que trepa a los 200 dólares para niveles intermedios (con más de cuatro años de experiencia comprobada); y a los 350 aproximadamente por encuentro para los que superan los diez años de trayectoria y con dedicación exclusiva a esta actividad. En ese portal hay inscriptos más de 700 coaches y mentores a mayo 2020.

En el actual contexto, se augura que, en la transformación actual y la aceleración digital, el coaching sea uno de los sectores con mayor relevancia. Esto se debe a que se ha reconvertido en una profesión mucho más sofisticada basada en el conocimiento de cualquier otra disciplina.

Tengamos en cuenta que más del 66% de la entrega de coaching se realiza vía online. Si bien hay procesos que requieren de lo vivencial en forma presencial, especialmente en Europa y Estados Unidos es usual que los encuentros sean virtuales utilizando distinto tipo de plataformas, e, incluso, llamadas sólo de audio. De hecho, en contratos con compañías que operan a nivel internacional, los profesionales del sector brindan sus servicios a distancia y en varios idiomas, según el del cliente.

Un punto importante para destacarse en este campo es recibir una preparación que no se aprende en las escuelas tradicionales del sector, sino que lleva años. Consiste, básicamente, en integrar conocimientos de otras disciplinas y profesiones de base, puestas en formato de procesos de coaching para intervenciones organizacionales que produzcan resultados con KPI, indicadores medibles y tangibles.

Pensando a futuro, las transformaciones vertiginosas del mundo, la aceleración digital y el paso del trabajo presencial al formato a distancia o home office son alentadores para la industria del coaching. Para el portal de negocios Dugudd-Hoy, “se espera que para 2022, el sector del coaching de negocios crezca más rápido de lo que creció la economía del 2012 al 2017” en países del primer mundo. Y aún en contextos recesivos, las personas y empresas van a necesitar siempre de apoyo, orientación, guía y contención.

El ofrecer sus servicios en línea, al igual que cursos y formaciones, especializarse en industrias abandonadas, y enfocarse en industrias duras (a las que la mayoría de los coaches les escapan por ser menos entretenidas o mucho más desafiantes) son tres alternativas ineludibles a considerar.

Por ello, en momentos como este, aquellos profesionales que detectaron y adoptaron estas prácticas a tiempo, hoy se encuentran un paso adelante y han podido adaptarse de una mejor manera a este contexto. Todas estas acciones en paralelo servirán de base para lograr un efecto virtuoso de mayor relevancia en su segmento, además de colocarse a la vanguardia en innovación del sector del coaching.

(*) Facilitador y Máster Coach Ejecutivo especializado en alta gerencia, profesionales y equipos

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario