El Covid-19 afecta a la salud económica del fútbol mundial

Opiniones

La pandemia no solo golpea la salud de las personas. Los clubes de fútbol, a lo largo del mundo, siguen sufriendo económicamente el resultado de la falta de vacunas.

Modificaciones en nuestras costumbres de vida siguen repercutiendo en los colores al cual les entregamos nuestra pasión. Tanto en América como en Europa, la crisis es generalizada. La economía de las 5 ligas más importantes del globo tambalea y genera un efecto dominó que repercute en todos los continentes.

La imposibilidad de contar con público en los estadios hace más de un año y la salud de las empresas que anunciaban sus productos en el fútbol vino acompañada por un nuevo inconveniente: el mercado de transferencia de jugadores se desplomó en los últimos 12 meses y los clubes sudamericanos, exportadores de talentos, lo sufren.

El cierre de 2020 comenzó a mostrar algunos indicadores: una caída de más de 1.700 millones de dólares en transferencias mundiales, valores que no se veían desde 5 años atrás y muchas de esas operaciones ya no se realizan por el 100% del pase. Es decir, los valores de los jugadores no se modifican tanto, pero el dinero no alcanza para ser el único dueño del pase de un jugador, en consecuencia, se comparten derechos futuros.

Brasil y Argentina siguen siendo quienes lideran la tabla de ventas de jugadores al mundo, pero con una salvedad: el valor de nuestros jugadores es mucho menor que el de los hermanos cariocas. En precio, Argentina no está dentro de los primeros 5 del ranking mundial y esto repercute aún más en nuestro fútbol

Con el inicio de este 2021, la pandemia sigue afectando la industria, pero con rasgos más marcados aún. Las operaciones de ventas de jugadores cayeron un 40% en cantidad y un 50% en valor en Enero. Es decir, la mitad del dinero que antes se movía por transferencias, no apareció. Unos 600 millones de dólares más que faltan en la mesa de los vendedores de jugadores. Peor noticia para Argentina es que tampoco estuvo entre los 10 países que más dinero ingresaron por ventas. Italia, Brasil y Bélgica están entre los que más dinero generaron. Tener la competencia sudamericana con menor promedio de edad de sus jugadores, o la que más exporta a Brasil, México o Chile no nos alcanza. El dinero y las grandes ventas están en Europa.

El mercado Español, una de las principales puertas de entrada a los jugadores latinos, sufre al mismo ritmo. Desde el inicio de la pandemia, estiman que han perdido más de 800 millones de euros por ventas de entradas, y otros 700 millones por ventas de jugadores. En total se cree que el impacto, hasta la fecha es de unos 2 mil millones. Ese dinero desapareció de la industria solo en España en tan solo 12 meses. Esas pérdidas han llevado a comprar jugadores por solo el 15% de lo invertido un año atrás y casi 1.000 millones menos que en todo el 2019. Varios clubes han renegociado el salario a la baja con sus jugadores, porque no pueden cumplir con lo acordado en su momento.

En Italia han reprogramado el pago del salario de los jugadores, en Inglaterra los clubes han logrado préstamos del banco nacional para continuar operando, mientras que los de Francia inyectaron liquidez a través de préstamos avalados por el Estado.

La conjunción de falta de espectadores y caída de sponsors es local en cada país. En un mercado como el del fútbol, estas dos dificultades locales generaron una tercera global: el mercado de transferencias. Muchos clubes del mundo son generadores de materia prima (jugadores) que se consumen en las grandes ligas. Si estas tienen dificultades, el efecto se propaga. Desde Sudamérica; los clubes de Brasil, Argentina, Uruguay sufren, además de los casos de COVID en sus países, la crisis económica producida por los casos en Europa.

Hacia adelante, más allá de los trabajos para que vuelva el público a los estadios, el desafío será complejo. Con este contexto económico de los clubes, el próximo libro de pases del verano europeo será tan flaco como el último. Desde Sudamérica tendremos que ajustarnos los cinturones y esperar que vuelva, con distanciamiento, el público a los estadios; pero en Europa.

(*) Director de la Diplomatura en Gestión de Entidades de Fútbol Universidad Austral

Temas

Dejá tu comentario