Búsqueda laboral: me ilusioné y no me tomaron

Opiniones

Se trata de la situación de quienes vivieron un proceso de búsqueda de varias entrevistas y tests pero que por distintas razones finalmente no obtuvieron el empleo.

Quienes integren ternas para presentar a la empresa, ya han pasado por distintas conversaciones con el fin de, en prima fase, aplicar a la posición ya que se verificó que ajusta al perfil de competencias buscadas. La propuesta laboral, a su vez, satisface sus expectativas económicas y de desarrollo.

Si luego del proceso uno no fue seleccionado es normal que sienta cierta frustración, pero si integró una terna eso podía pasar ya que dos candidatos como parte del proceso quedarán fuera del mismo.

Nuestra recomendación es revisar lo vivido y tomar acciones para la próxima oportunidad que seguramente se va a presentar.

Una reflexión posible es que no haya cumplido en el nivel necesario en ciertas habilidades, experiencias o actitudes que sus siguientes entrevistadores esperaban. Reviviendo el proceso, podría encontrar que no ajustó al nivel de idioma esperado o lo tenia pero en el desarrollo de la conversación final falló mas de una vez, no explicó con fluidez y seguridad sus experiencias anteriores, sus logros, sus motivos de cambio, habló demasiado y dijo poco o no fue empático. Hay un sin numero de razones posibles. Identificarlas y mejorarlas es el desafío.

Una alternativa que facilitará ese proceso de revisión es pedir feedback, algo que desde CONA RH recomendamos, pero hay que hacerlo en la forma adecuada, ya que ninguna empresa o consultora esta obligada a dar explicaciones.No obstante uno puede formular la pregunta de cuales fueron los aspectos a los que no ajuste debidamente para así poder trabajar sobre ellos en la próxima oportunidad.

Por último, un aspecto central es agradecer la participación y quedar abierto a nuevas posibilidades ante posiciones similares que respondan a todo lo que la empresa ya conoce de usted ya que se trata de una firma elegida como de interés donde trabajar.

Hay varias posibilidades a que se reconsidere más adelante su postulación, con alguna frecuencia esto ocurre.

Reflexionar sobre el proceso y ser tolerante a la frustración en en tiempos donde la resiliencia (hoy tan de moda) no parece ser moneda corriente es clave ante la negativa de quedar afuera. Quien busca empleo debe trabajar para conseguirlo de lo contrario será para otro/a candidato/a la posibilidad.

En ese marco, la inteligencia emocional, esa habilidad para gestionar nuestras emociones, tratarlas y canalizarlas de una manera sana y positiva, nos permitirá controlar nuestra ansiedad, mejorar nuestra confianza y nuestro optimismo y así mejorar nuestras decisiones en el proceso.

Hay que gestionar varias posibilidades a la vez: eso ayuda a que si una no avanza otra sí lo hará.

(*) Socio CONA RH

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario